Jueves 29.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de junio de 2023 | Nacionales

Elecciones 2023

Oscura historia: Cuáles son los partidos que apelaron a la patria para formar alianzas

El oficialismo, profundamente dividido, lanzó el espacio Unión por la Patria, retomando a una historia de marketing político que apela a la sensibilidad social. Entre los que ya apelaron a ese nombre, se encuentran guerrilleros de izquierda, militares protagonistas de la represión y dirigentes neonazis.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Tras numerosos idas y vueltas, el resquebrajado Frente de Todos confirmó que le cambiará el nombre a la coalición y se presentará en las próximas elecciones como Unión por la Patria. Un repaso por la historia de aquellas alianzas que apelaron a la patria deja en duda el futuro del espacio.

Una de las primeras menciones al respecto data del año 1987, cuando el Frente de Izquierda Popular, cuyo lema era “Votar por Perón desde la izquierda”, se transformó en el Movimiento Patriótico de Liberación, que a su vez dio nacimiento a la Corriente Patria, liderada por Humberto Tumini.

En el Movimiento Patriótico de Liberación había algunos personajes dudosos para la salud de la recién recuperada democracia. Su líder natural era el intelectual de izquierda Jorge Abelardo Ramos, quien con el correr de los años se transformó en lectura obligada para el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Ramos se unió a Tumini, un ex guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), grupo que lideró sangrientas acciones paramilitares y asesinatos durante la dictadura cívico-militar que asoló al país durante los años 1976 y 1983. Juntos, formaron la Alianza Patriótica, que entre otros integrantes tenía al Partido de la Independencia, un desprendimiento del MoDin, partido del militar y represor Aldo Rico. El fracaso de la alianza fue absoluto, sellando así el destino del primer intento de apelar a la patria para crear una coalición.

El segundo intento surge en 1993 con la Alianza Patria y Pueblo, integrado por una extraña mezcla entre el Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP) y el Partido Comunista Revolucionario (PCR). El objetivo del partido era instalar una ideología marxista-maoísta en el país, que luchara contra el imperialismo. Hoy, el PCR forma parte de la coalición del Frente de Todos.

Las constantes menciones a la patria, mezcla entre facilismo y marketing político, continuaron apareciendo. Para 1995 surge el Frente de la Coincidencia Patriótica, fundado por el actual diputado de Juntos por el Cambio, Alberto Asseff. Siempre cercano a los grupos más extremos de la derecha, Asseff fue conocido por pedir domiciliarias para los represores de la dictadura que se encontraban en cárceles comunes y escribir un libro titulado “La estafa de los desaparecidos”. Su partido patriótico fue un estruendoso fracaso y la boleta recibió apenas unos pocos votos.

Diez años después, a mediados del 2015, irrumpe en la escena política el Frente Patriota. A cargo del mismo se encontraba Alejandro Biondini, conocido por llevar adelante actos políticos junto a una bandera llamativamente parecida a la esvástica y realizando el saludo nazi con la mano en alto. Tras numerosas polémicas, la Junta Electoral habilitó al polémico dirigente a participar de las elecciones. La cosecha fue magra, no logrando nunca separarse de la imagen de un personaje de color, algo grotesco y pintoresco, que recibió más indiferencia que otra cosa.

Hoy, un oficialismo profundamente dividido vuelve a reflotar la apelación a la patria con el objetivo de salvar el resultado de una gestión olvidable. La historia reciente pareciera confirmar que la estrategia, basada en una olvidable táctica de marketing político que busca apelar a la sensibilidad social, sólo reflota extremismos, ideologías obsoletas y discursos violentos, que ya no tienen lugar en el país. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!