Sábado 20.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de junio de 2023 | Nacionales

Sin categoria

Carolina Losada: La candidata que nunca pagó impuestos en Santa Fe y no puede votarse a sí misma

Carolina Losada tiene dos curiosidades como candidata: En principio, no podrá votarse a sí misma en las PASO. Y algo más: según las informaciones fiscales, nunca fue contribuyente en la provincia que se propone gobernar.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Aporta impuestos a CABA y Buenos Aires, pero no se encuentra inscripta en la provincia, para desarrollar ninguna actividad económica. Tampoco tiene servicios elementales a su nombre, ni paga DRI en su ciudad natal.

No se trata de una "investigación" periodística. Sólo de una vulgar averiguación del estado de situación personal y comercial que hicimos sobre todos los candidatos que se postulan a la gobernación de Santa Fe. Todos los candidatos que chequeamos tienen declarado su domicilio en la provincia, y por ende podrán votarse a si mismos en las próximas elecciones PASO de julio. El chequeo incluyó a sus competidores Maximiliano Pullaro, Mónica Fein, Marcelo Lewandosky, Marcos Cleri, Eduardo Tonioli y Leandro Busato. Todos declaran actividad fiscal en la provincia de Santa Fe, y todos, claro, denuncian domicilio real en las ciudades donde viven.

Todos los candidatos, con excepción de Losada, reconocen tributos provinciales y municipales. Es decir, forman parte del colectivo que, con sus actividades, financian el funcionamiento de lo público: Y allí caben desde los hospitales, hasta los alumbrados comunales. Todos, por ejemplo, tienen titularidades de servicios de electricidad y agua en sus ciudades.

Lo de Losada resulta curioso: es senadora por Santa Fe desde hace un año y medio. Sin embargo, su domicilio real declarado sigue estando en Dique Luján, provincia de Buenos Aires y su domicilio fiscal, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Lo mismo para sus actividades económicas, y los impuestos que de ella devienen.

Que ella no vive en Rosario, no es novedad. Apenas comenzó esta campaña prometió "venir a vivir a Santa Fe, si soy gobernadora". Una situación que no es nueva: lo mismo ocurrió con Rafael Bielsa, cuando compitió en las elecciones de 2007 con Hermes Binner. La diferencia es que entonces, Bielsa sí tenía domicilio fijado en Rosario y reconocía actividad económica en la ciudad. Losada no aparece en los registros de API. Bielsa entonces, sí.

Lo que es una novedad, si, es que mantenga sus domicilios declarados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y así se deduce del informe solicitado a un servicio privado que ofrece estos datos en línea: Losada sigue declarando sus domicilios reales y fiscales en CABA y en Dique Luján, una pequeña localidad a orillas del río del mismo nombre, donde se ubican recoletos barrios privados con actividad náutica.

Losada mantiene ese domicilio, que posiblemente no sea el real, pero nunca modificó ese dato en el registro civil. Lo que la obliga, en principio, a votar en ese lugar.

Otro tanto ocurre con sus actividades económicas: Desde que Carolina Losada inició su actividad política, nunca trabajó en la provincia. Y aún hoy, siendo legisladora nacional en representación del estado santafesino, sus registros no reconocen aportes tributarios a la provincia. No sólo no aparece en los registros tributarios de Santa Fe, sino que está inscripta y activa, en CABA, en provincia de Buenos Aires y en Mendoza.

La situación de la candidata no admite reparos legales, ya que la constitución provincial exige como condición para aspirar a la gobernación el sólo elemento de haber nacido en el territorio, pero abre un debate ético:

¿Puede la constitución provincial seguir admitiendo que quienes no viven, no conviven, no caminan cotidianamente las calles de la provincia, pueda gobernarla? Y lo otro: ¿Se puede aspirar a administrar los recursos económicos de un estado al que nunca se aportó?

Las respuestas no son únicas ni pueden tener efectos retroactivos. Lo que no significa que no deba plantearse de cara al futuro.

Gobernar es difícil para cualquier persona, sobre todo si esa persona no tiene la experiencia ni el conocimiento de cómo funcionan los resortes del estado. Pero es aún más difícil, para quien ha vivido fuera de ese estado, y nunca aportó recursos personales para que funcionara.

Vivir en un lugar y pagar impuestos para que ese lugar funcione, deberían ser condiciones ineludibles para quienes quieran gobernarlo. Se trate de un país, de una provincia o de una pequeña comuna.

La política, y sus urgencias, a veces, pasan por encima lo elemental. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!