Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de agosto de 2023 | Opinión

El avance electoral de la ultra derecha

Los huevos de las serpientes: Antidemocráticos, ignorantes y delirantes

Los números de Milei no se vieron reflejados previamente en ninguna encuesta y salvo él y sus fanáticos y delirantes seguidores, nadie pensó que podía obtener esa performance.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Jorge O. Rodríguez

"El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer y en ese claroscuro, surgen los monstruos"
Antonio Gramsci

Las elecciones del domingo, mostraron el avance del candidato presidencial Javier Milei, quien logró obtener un 30 por ciento de los votos totales. Patricia Bulrrich logró casi un 17 por ciento, venciendo en la interna a Horacio Rodríguez Larreta, quien solo cosechó algo más del 11 por ciento, a pesar de su inmenso aparato y los fondos que utilizó en su campaña. En tanto, Sergio Massa llegó a un 21 por ciento, derrotando al increíble abanderado del Vaticano, Juan Grabois, que alcanzó casi un 6 por ciento del total de dichos votos.

Milei y Bullrich se pasaron las últimas semanas disputando el electorado arrojándose piedras, como si buscaran reflejar quién era el más fascista. Coincidieron en plantear el tema de la dolarización de nuestra economía, una propuesta que sólo implica una trampa que tiene una entrada y ninguna salida: en el 2000 Ecuador se dolarizó y no ha podido salir de esa aberración en 23 años, gracias a lo cual solamente puede exportar productos primarios, no puede avanzar en su industrialización y, en cada crisis externa, queda más golpeada su economía interna. Similares conceptos le caben a El Salvador y a varios estados africanos. Las dolarizaciones implican, además, las pérdidas aberrantes de las soberanías de los países -empezando por la monetaria- con una brutal transferencia de ingresos de pobres a ricos y poderosos. Lo que no le explican sus propagandistas a la población, es que, si bien van a ganar sus sueldos en dólares, van a tener salarios de diez dólares, con los consiguientes crecimientos de la pobreza y la marginalidad.  

JAVIER MILEI, ALIAS EL FUHRER

Milei afirma haber estudiado en las universidades Torcuato Di Tella y Belgrano además de en el Instituto de Desarrollo Económico y Social (IDES). Llama la atención en todos sus discursos y dichos, el escaso entendimiento que tiene de políticas económicas y de la economía real (la que trata de producciones reales y no de timbas financieras). Parecería como si le hubieran regalado su título de supuesto economista. En todo momento se nota que es una persona con rasgos absolutamente autoritarios, creído de ser el dueño de la verdad y sin el más mínimo respeto por otras opiniones.

Tomando cualquiera de sus discursos, donde se brota o se hace el loco, cortando el volumen del mismo, en sólo unos minutos pueden apreciarse más de diez gestos idénticos a los que mostraba Adolf Hitler (movimientos de manos y cabeza, supuestos tics, muecas de todo tipo). Esto no es casualidad: dice que sus autores preferidos son los "liberales austríacos", cuando en realidad uno de sus libros preferidos es Mi Lucha, de Hitler. Estamos en presencia de un personaje, que no tiene el más mínimo respeto por las leyes ni por las instituciones: sus dichos sobre que está en condiciones de asumir el gobierno, nos muestran a un delirante grave, que pareciera que no se dio cuenta que solo ganó una elección interna, con solamente el 30 por ciento de los votos del electorado, con un gran ausentismo y que todavía al actual gobierno le quedan casi cuatro meses de gestión. En estas cuestiones es justamente donde Milei se acerca siempre peligrosamente a la desestabilización y al golpismo. Sus valores antidemocráticos resultan coherentes, con haber designado para el cargo de vicepresidenta a la negacionista de la dictadura Victoria Villarruel, hija de un genocida que actuó en Tucumán y sobrina de un torturador del campo de concentración el Vesubio. Y que cada vez que puede, propagandiza el terrorismo de estado que vivimos en nuestro país.

Todo en el mundo Milei raya lo psicótico: sus conceptos a favor de la venta de órganos y también de humanos pretendiendo una nueva esclavitud, sus delirios sobre que habla con sus perros muertos, su nivel de perversión pretendiendo designar primera dama a su hermana, la negación del calentamiento global y su negativa a la interrupción de los embarazos, aún los resultantes de violaciones. Todos estos conceptos lo podrían ubicar en pensamientos de hace varios siglos, absolutamente ultramontanos y oscurantistas. La cuestión de fondo es si el tipo está realmente loco, o se hace el loco, creyendo que con eso puede alimentar su carrera política. Sus delirios de achicar el estado y de dejar un mínimo de ministerios, expresa además de su supina estupidez e ignorancia, cuáles son sus valores al pretender que tanto Salud como Educación no sean más ministerios. También ignora el fuhrer que, para que intervengan las fuerzas armadas en cuestiones de seguridad, deberían previamente modificarse una serie de leyes en el parlamento. Pretende cerrar el CONICET en otras de sus sandeces, sin comprender que allí hubo y hay miles de investigaciones, y que existen al menos tres proyectos en la actualidad que pueden llegar a obtener el premio Nobel. 

Mientras basurea a los políticos, él es un político más. En realidad, un ñoqui que no concurre a las sesiones de Diputados y que casi no presenta proyectos. Que cobra de alguna manera estafando a la sociedad todos los meses y habiendo designado casi a una decena de otros vagos, que también se la llevan todos los meses, sin realizar ninguna prestación en el Congreso. Además, hace unas décadas ya fue ñoqui parlamentario, figurando como asesor del ex general genocida Bussi. Está claro que este freak es un narcisista absolutamente patológico, que se siente omnipotente para hacer y decir cualquier estupidez. Y con un nivel de ignorancia tan enorme, que todavía no se enteró de que, como dijo un sabio, "los cementerios están llenos de omnipotentes". La caterva de economistas que lo rodean también se asemeja a una película de terror, con un cardumen de cavallistas y de aliados o patrones de los militares asesinos. Sólo basta mencionar al nefasto Carlos Rodríguez, quien hace unas cuatro décadas se dedica a escribir sobre cómo esquilmar a los trabajadores y crear nuevos bolsones de pobreza.

PATRICIA BULLRICH LURO PUEYRREDÓN, TAMBIÉN CONOCIDA COMO “PATO” BOTELLA

Ha pasado mucho tiempo desde su pertenencia a Montoneros, "Columna Cowboys de Barrio Norte" del infame Rodolfo Galimberti, quien hasta donde sabemos era su cuñado. A partir de allí, “Pato”, quien vaya a saber cómo sobrevivió a la dictadura, se convirtió en una experta en "panquequismo" deambulando por más de una veintena de partidos o grupos políticos. Asevera ser doctora en Ciencias Políticas y haber estudiado en la Universidad de Palermo, en la facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y en la Universidad de San Martín. Cuestiones más que increíbles al ver cómo responde a preguntas no pautadas con sus entrevistadores y su supina ignorancia en todos los temas de la realidad. Su verdadero paroxismo lo alcanza cuando intenta explicarnos distintos temas económicos con relatos totalmente inentendibles. Todos sus discursos además de mostrarnos sus vetas antidemocráticas y hasta fascistas, reflejan sus muy profundos niveles de ignorancia. 

“Pato” es y ha sido siempre una mujer violenta, al menos desde su pertenencia a la "Columna de Cowboys de Barrio Norte": además del infame Galimerti, había unos cinco o seis lúmpenes más, casi todos provenientes de agrupaciones nazis como "galimba", que en sus reuniones acostumbraban a apuntarse alegremente con sus revólveres.

Relata una de mis fuentes: "Eran todos unos petiteros, vestidos con cueros, botas y ropas carísimas, sin ninguna clase de principios y en el fondo eran todos uno fachos. Se la pasaban deambulando por La Biela y otros lugares similares, con su formación política igual a cero" (nota de la redacción: “petitero” es un concepto que hoy podemos asimilar al de chetos).

Vale la pena agregar que la mayoría de esos patanes provenían de la oligarquía, que como bien dijo Sarmiento "huele a bosta de vaca". La violencia de Bullrich se puede observar en todos sus gestos, muchas veces escondidos bajo sus falsas sonrisas: más de una vez, cuando alguien le ha reprochado algo en calles o bares, siempre respondió a las puteadas y con distintos insultos, en una muestra permanente de cómo "se le salta la cadena". Fue famoso el video filmado en Córdoba a la salida de un restorán, donde alcoholizada afirmaba: "Quien quiere, que ande armado".

La gestión de Bullrich como ministra de Seguridad fue sencillamente espantosa. Se la pasó esos cuatro años publicitando falsos operativos de capturas de drogas, muchas veces engañada por las jefaturas de las fuerzas de seguridad, que la convencían de cualquier estupidez, tratando de tapar los negocios de esos jefes con las drogas. Jamás se dio cuenta, que casi nunca se capturaba cocaína -12 o 15 mil dólares el kilo de alta pureza- y que solo "enganchaban" marihuana, cuyo valor de mercado es de 1.200 o hasta 1.500 dólares. En esos cuatro años, el narcotráfico en nuestro país creció entre un 50 y un 70 por ciento, tanto en lo referente a los niveles de ventas, como en lo que se refiere a la producción local de estupefacientes. 

Antes de asumir como ministra, le escribí a doña “Pato” a su e-mail de su sello de goma político, con copia a su colaboradora Alicia Laria, una serie de cuestiones: 700 cohechos que sumaban las comisarías 8° y 16° de la Federal, más otras cuestiones de narcotráfico de distintas villas, incluidos unos 250 objetivos narcos de la villa 1.11.14. Luego de asumido el cargo ministerial, volví a enviarle todos esos datos a su e-mail oficial. No tuve ninguna respuesta de la entonces ministra. También le escribí a la ministra y a su colaboradora Gimena García de la línea 145: "Existen dos cuevas de drogas y trata de personas, protegidas por las comisarías 8° y 16° de la Federal, ubicadas en Urquiza 178 y Santiago del Estero 1450. La existencia dentro de la misma de jovencitas drogadas, atadas a las camas, para la venta a redes de trata nacionales o internacionales, como las del célebre ex espía Raúl Martins" (un gran amigo de Mauricio Macri, a quien siempre recibió en su "cueva" ubicada en Cancún, en el caribe mexicano). De este tema tampoco tuve respuestas del ministerio.

Los gastos y compras de doña “Pato” como ministra, pueden haber configurado distintos delitos de acción pública. Nunca quedó en claro, por ejemplo, cómo ni cuándo le pagó al falso abogado y espía Marcelo D'Alessio. Seguramente fueron pagos realizados con fondos reservados.

El día 12 de diciembre de 2019, le escribí a la recién designada Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, una serie de cuestiones que deberían haber determinado la actuación de la Justicia Federal en lo que respecta a distintas aberraciones o delitos de la ex ministra Bullrich y de varios de sus colaboradores, más distintos jefes de Policía Federal, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval. El texto fue dirigido al e-mail de Frederic, a su WhatsApp y al mail del ministerio (con copias a legisladores y miembros del gabinete nacional). En total eran una serie de veintidós temas planteados, de los que tampoco tuve ninguna respuesta, lo cual potencia mi hipótesis de que existió un pacto ad hoc de impunidad entre el presidente actual y su predecesor.

En la carta a la ministra Frederic detallé además otras irregularidades o eventuales delitos: “Las compras de las lanchas de guerra israelíes -deficientes para patrullajes costeros y de ríos- al doble o triple de valor mercado. Las adquisiciones de chalecos antibalas, tipificados como RB3 que seguramente no clasifican siquiera para RB2 y también a valores muy superiores a los de mercado”. En el ojo de la tormenta de las compras disparatadas, mis fuentes ubican a Guillermo Yanco, pareja de doña “Pato”. Un personaje a quienes algunos caracterizan como lobista, mientras que en tanto otros lo mencionan como traficante internacional de armas.

Otro tema sumamente grave que le detallé a Frederic tuvo que ver con muertes o asesinatos que rozaron la gestión de Bullrich: “Los posibles encubrimientos y otros delitos, tanto de Bullrich como de varios de sus funcionarios -Pablo Nocetti, Eugenio Burzaco, Gerardo Milman y otros- en la muerte o asesinato de Santiago Maldonado, junto a jefes de Gendarmería Nacional (1 de agosto de 2017). Similares delitos respecto de la muerte o asesinato de Rafael Nahuel, en ese caso con jefes de Prefectura Naval (23 de noviembre de 17). Otros eventuales encubrimientos de funcionarios del ministerio –Daniel Barberis y otros- del fusilamiento por la espalda de Cristopher Rego, realizado por miembros de Prefectura en agosto 2018 en el barrio Parque Patricios”.

Además, le detallé estas cuestiones: “Analizar en términos jurídicos otros eventuales delitos en que pueda haber incurrido Patricia Bullrich al traer a la nefasta DEA al país, violando incluso nuestra soberanía nacional, cuestiones en las que puede haber incurrido en lo descrito en el Libro II Título IX del CPNA Delitos Contra la Seguridad de la Nación. O lo que es peor, directamente en traición a la patria. Es necesario, además, conocer cuánto nos costó a los argentinos, el “negocio” o la payasada de la DEA, con qué objetivos tácticos o estratégicos narcos trabajaron y cuáles fueron los resultados de su accionar".

Los desastres que produjo Patricia Bullrich como ministra de Seguridad y en todos los cargos públicos que ocupó, guardan estrecha relación con las sandeces y delirios que manifiesta cada vez que le ponen un micrófono, tanto cuando está sobria como cuando no lo está.

LOS HUEVOS DE LAS SERPIENTES

Resulta notable que un 50 por ciento de los votantes argentinos le hayan puesto el voto a dos candidatos que, en caso de ganar las próximas elecciones, los van a conducir a un infierno de pobrezas y sufrimientos casi impensables. Que no van a dudar en cometer los mismos espantos de 1915-1919, esmerándose en ser aún peores. Se entiende el supuesto voto bronca, luego de ya casi cuatro años de un gobierno desastroso, que continuó con la caída de salarios y jubilaciones, que caracterizó al macrismo, hundiendo en la pobreza aún a quienes tienen trabajos en blanco.

Pero lo que resulta incomprensible, es que millones de argentinos vuelvan a votar a sus verdugos o a un nuevo nazi psicótico, que claramente les avisa el desastre que va a hacer dinamitando el Banco Central y cerrando el CONICET.

¿Puede haber algo peor que un nazi y una fascista se presenten en una misma elección? Sí, claro que sí: que uno de los dos vaya a ser el próximo presidente. Y que veamos en la realidad, el reflejo del sainete de “Tato” Bores, disfrazado de científico alemán, en una ciudad en ruinas, preguntándose por qué desapareció Argentina.

 

(*) Jorge O. Rodríguez es economista recibido en la UBA. Analista de narcotráfico y delitos complejos.


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Patricia Bullrich, Sergio Massa, PASO 2023

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!