Jueves 29.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
26 de octubre de 2023 | Nacionales

Alianza y balotaje

Patricia Bullrich y su intento de defender lo indefendible

Humillada y ridiculizada por la orden que le impuso Macri de salir a poner la cara para anunciar el acuerdo con Milei, Bullrich tuvo duros conceptos ante las críticas que le dedicaran los principales referentes de Juntos por el Cambio. Una actitud muy diferente a la sumisión a la jefatura del ex presidente, por cierto.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Ante las sentencias de Gerardo Morales, Martín Lousteau, Horacio Rodríguez Larreta o “Lilita” Carrió, entre muchos otros, que consideraron que la inconsulta decisión del tándem Macri-Bullrich significaba su ruptura con JxC, la ex candidata presidencial del espacio manifestó su decisión de seguir con la coalición opositora y se preguntó quién es el "dueño" del espacio "para decidir quién está y quién no" formando parte.

“¿Quién es el dueño de JXC para decidir quién está y quién no?”, insistió Patricia Bullrich, para salir inmediatamente al cruce de los cuestionamientos de sus -¿ex?- correligionarios de coalición.

“En Juntos por el Cambio hubo unas PASO donde le gané a Morales, a Lousteau y a Larreta, a todos, y construí una legitimidad”, afirmó. Y trató de justificarse sosteniendo: “Soy la presidenta del Pro y estoy en Juntos por el Cambio. Yo le gané las PASO a todos juntos y junto a Luis Petri tuvimos la legitimación popular. Decir ‘yo te echo’ me parece infantil”, sentenció Bullrich.

A continuación, reiteró los argumentos de Mauricio Macri: “La primera opción del cambio fue Milei y en ese marco de patriotismo es la opción que más votos sacó y que apoyamos para trabajar por un cambio y no la continuidad del kirchnerismo”.

Bullrich hizo referencia a la comunicación que distribuyó durante el anuncio, en la cual -a su juicio- “hicimos algunas críticas puntuales” al programa del libertario, entre ellas “la defensa de la educación pública y el uso moderado de armas bajo la ley”. E inocentemente pretendió justificar su acuerdo con Milei, indicando que “no es un tema de negociación o cargos”, sino de “convicción de que el país no puede seguir en manos de un modelo que se ha agotado por todos lados, con 140 por ciento de inflación, donde se usa el dinero de la gente de cualquier manera”.

Al ser consultada sobre la propuesta de dolarización de Javier Milei, respondió que “uno tiene que comenzar con otras cosas y es difícil lograr la dolarización”. Pero aclaró que “uno está apoyando a alguien que ganó con un programa y uno tiene que apoyar ese programa”.

Al ser consultada sobre su disposición a ser ministra de Seguridad en un eventual gobierno de Javier Milei, respondió: “No vamos a hablar de cargos, no estamos por el cargo, estamos por la patria”.

Las afirmaciones de Bullrich giran entre la ingenuidad y la burla hacia la coalición JxC y su electorado. En primer lugar, porque las decisiones, incluso si implica dejar en libertad de acción a los votantes y espacios políticos, deben ser tomadas con el consenso de las fuerzas que la integran. En segundo lugar, porque ya no es candidata y reasumió la presidencia del Pro y no se entiende cuál es la legitimación que tuvo en las urnas al salir tercera, con un 40 por ciento menos de la votación histórica de JxC. En tercer lugar, porque adoptó los argumentos de Mauricio Macri que rechazaba hasta la noche de los comicios.

Hasta el viernes por la noche, Bullrich sostenía la posición de sostener un frente con Horacio Rodríguez Larreta contra las pretensiones de Mauricio Macri. Súbitamente cambió a partir del domingo a la noche. En ese marco, algunos dejaron trascender una supuesta amenaza del ex presidente de hacer públicas escuchas telefónicas que la involucran en la toma de gravísimas decisiones en el asesinato de Santiago Maldonado. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!