Martes 25.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de noviembre de 2023 | Nacionales

Balotaje 2023

Milei copia la estrategia de Bolsonaro y Trump azuzando el fantasma del fraude

Decepcionado ante los magros resultados obtenidos en la elección general, Milei habilitó la implementación de la estrategia aplicada previamente por Trump y Bolsonaro: preparar un clima de sospecha sobre la organización de un “fraude electoral” de parte de las autoridades, para luego -en caso de una derrota- salir a manifestarse públicamente.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

No debe sorprendernos la escasa originalidad del libertario, quien ya fue denunciado por plagiar sin cita obras de otros autores en sus publicaciones y artículos periodísticos. Este domingo, la ex novia de Ramiro Marra, Carolina Bello, develó que los dos principales ítems de su discurso –la “casta” y la “dolarización”- ni siquiera cruzaban por la mente de Milei, y que le fueron aportados por su candidato derrotado en la CABA.

A partir de la noche de la primera vuelta electoral, varios voceros libertarios comenzaron a instalar la sospecha de un "fraude electoral". La maniobra se inició, como es característico, en las redes sociales, para luego instalarse en los medios públicos a través de Guillermo Francos –una figura clave en un eventual gobierno de Milei-, quien aseveró reiteradamente que "hubo trampas electorales, no tenemos dudas". Francos concedió no tener "pruebas concretas para demostrar" que hubo fraude y aclaró que su acusación estaba fundada en un "análisis comparativo de votaciones", por lo que "no hay forma" de que su planteo se lleve a la Justicia. El resultado obtenido, sentenció sin fundamentos creíbles, “no es lo que nosotros suponemos que debió ser el voto de la gente".

La Cámara Nacional Electoral (CNE) ya había venido advirtiendo a Milei que no aceptaría denuncias anónimas y explicitó que el único escrutinio legalmente válido es el definitivo, por lo que no debían tenerse en cuenta eventuales errores del conteo provisorio. Los trolls de Milei descargaron toda su artillería sobre la CNE, coronándose su ataque este domingo con una marcha al Obelisco y plaza de Mayo para denunciar un presunto fraude.

De este modo, se pretende preparar el terreno para la acción violenta en la noche del 29 en caso de una derrota, tal como lo hicieron en su momento Donald Trump y Jair Bolsonaro, en escenarios de paridad similares. Después vinieron los ataques al Capitolio y el palacio de Planalto.

La estrategia conspirativa de Milei genera incomodidad dentro del Pro, cuya dirigencia teme ser arrastrada a un conflicto institucional. También tienen en claro la desaprobación de los demócratas y del gobierno de los Estados Unidos, que miran con mucha preocupación al candidato libertario y temen la reproducción de escenarios similares a los de Brasil y los Estados Unidos. En el caso del libertario argentino, además, las objeciones se extienden a la incógnita de lo que sería su plan de gestión y su propia estabilidad psiquiátrica. Lo último que desearían es una Argentina en llamas en un escenario geopolítico tan complejo como el actual.

El único que parece estar de acuerdo con la estrategia violenta de Milei es Mauricio Macri. En el entorno de Patricia Bullrich la situación es diferente, a punto tal de dejar trascender: "Nosotros creemos que la transparencia electoral está 100 por ciento garantizada y somos parte de ese proceso".

Tal como puede advertirse, no hay coincidencias en la mayoría de las cuestiones de agenda, programa o nombres dentro del contubernio Macri-Milei. Sólo aparecen señales de autoritarismo por todas partes. Por eso el interrogante crece: ¿Qué sucedería si, finalmente, consiguieran imponerse en el balotaje? (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!