Lunes 04.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de noviembre de 2023 | Nacionales

Momento de definiciones

Especulaciones electorales en la recta final al balotaje

Los días que restan hasta la crucial elección del domingo próximo pueden contarse con los dedos de una mano. Muchas cosas han cambiado a lo largo de un inacabable proceso electoral que nos viene desgastando desde hace meses, y que ahora, para bien o para mal, llegará a su término.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Alberto Lettieri

Echando una ojeada hacia atrás, los hechos se difuminan hasta parecer irreales. Desde aquellos inicios en los que Horacio Rodríguez Larreta y Juntos por el Cambio se probaban el traje presidencial, dando por sentada la victoria antes de competir, hasta este presente, en el que Sergio Massa y Javier Milei deberán dirimir la batalla final. El general Perón, con su sabiduría pragmática, lo advirtió hace mucho tiempo: para hacer guiso de conejo, primero hay que tener el conejo. JxC nunca leyó a Perón. Tal vez, de haberlo hecho, sus demonizaciones y descalificaciones se hubieran pulverizado.

Pero volviendo a la actualidad, la competencia sigue siendo pareja, con final de bandera verde. Si bien Sergio Massa se impuso en las generales por 7 puntos, deberá descontar un porcentaje significativo de los 24 puntos obtenidos por Patricia Bullrich y que, mayoritariamente, deberían direccionarse hacia Javier Milei, no tanto por coincidencia programática como por instinto antiperonista.

Lo mismo debería suceder, en teoría, con los de Juan Schiaretti, quien se reclama como peronista pero, en realidad, nunca dejó de ser un empleado de la familia Macri. Sin embargo, para beneficio de Sergio Massa -y de la democracia en general-, los dirigentes no son los dueños de los sufragios ni pueden redireccionarse a control remoto.

Gracias a una inteligente y muy elaborada estrategia electoral, el candidato de UxP fue descontando esa diferencia, a punto tal que la primera encuesta realizada tras el debate por CB Consultora, lo ubica apenas 1 punto por debajo del libertario, con casi el 18 por ciento de indecisos y votantes en blanco. Esto es, dentro del margen de error técnico. En la práctica, un escenario de empate. 

Si nos vamos a las encuestas cualitativas, las dos ideas fuerza predominantes son las de unidad nacional y cambio. La primera es identificada con Massa; la segunda, con Milei. Aquí hay un elemento de juicio -o de especulación- que podría resultar determinante: mientras que el libertario no puede tratar de captar el voto de ninguno de los que privilegian la unidad nacional, a la que rechaza por su concepción confrontativa de la política, la actitud dialoguista de Massa podría permitirle pescar algunos puntos vitales si consigue asociar su propuesta con el cambio. Dicho de otro modo, todas sus energías deberían volcarse en estas últimas 72 horas útiles previas a las elecciones a instalar la convicción de que el verdadero cambio es la unidad nacional. Si lo consigue, sus chances se incrementarán significativamente. 

El otro elemento de juicio a tenerse en cuenta es el porcentaje de asistencia y de voto en blanco o anulado. Si bien el antiperonismo es muy potente, las reivindicaciones de la dictadura, el negacionismo, el posicionamiento probritánico en el tema Malvinas y el autoritarismo que destila La Libertad Avanza  y el macrismo que lo apoya pueden ser antídotos poderosos para restarle votos a Milei, más aún teniendo en cuenta que el balotaje tendrá lugar en un fin de semana largo. 

A la inversa, el voto de Massa tiene un alto porcentaje de encuadramiento sindical y asociativo, es más disciplinado y militante, por lo que no habría que esperar un porcentaje significativo de inasistencias, anulaciones ni tentación de votar en blanco.

De todos modos y habida cuenta la falta de confiabilidad de las encuestas, la moneda sigue estando en el aire. Sólo nos queda realizar especulaciones sobre posibles comportamientos electorales, que serán confirmadas o impugnadas hacia las 21.00 del domingo próximo, cuando la verdad de las urnas imponga su potencia incontrastable sobre cualquier análisis de probabilidades. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!