Viernes 23.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de diciembre de 2023 | Nacionales

Una línea muy delgada

¿Quién le paga el hotel a Milei?

Desde las elecciones generales del 22 de octubre, el presidente electo reside en el hotel Libertador, un lugar que curiosamente también elige Mauricio Macri como sede para sus quehaceres políticos. La aparente coincidencia, en realidad, no lo es tanto.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Ya es por todos conocido que la custodia presidencial no ve con buenos ojos que Javier Milei permanezca en el hotel Libertador, dado que el ingreso y egreso de otros huéspedes, así como su ubicación céntrica, complican su tarea cotidiana. Solo se recuerda un caso similar, el de Raúl Alfonsín, quien ocupó un hotel luego de ser electo en 1983 pero que luego fue trasladado a una quinta para garantizar su seguridad.

Tanto Javier Milei como el ex presidente Mauricio Macri, ahora socio político del gobierno electo, eligen éstas instalaciones para hacer política. En ese sentido, vale destacar que la habitación presidencial posee un costo de 442 dólares, es decir, unos 442 mil pesos según la cotización del dólar blue. Cuenta con sala de reuniones, un amplio living, un gran escritorio, además de pileta y gimnasio comunes.

Un breve cálculo permite colegir que, sólo desde el 22 de octubre hasta el 30 de noviembre, Javier Milei habría gastado un total de 17 millones de pesos sólo en hospedaje. La pregunta que se desprende de esto es si el libertario efectivamente paga por este servicio -y en todo caso cómo- o si este le es ofrecido en gratuidad.

Del detalle de la composición del portfolio de la empresa se desprende que desde el año 1998 el propietario del mismo es el Grupo IRSA, una sociedad dedicada a las operaciones inmobiliarias de gran talante y de las históricamente más beneficiadas por el estado.

El presidente del directorio de IRSA es Eduardo Elsztain, también presidente del banco Hipotecario, Cresud y BrasilAgro. En 2017, fue uno de los tres empresarios cercanos al macrismo, junto a Marcos Galperín y Marcelo Mindlín, en aparecer en los Panamá Papers por poseer cuentas en paraísos fiscales.


Eduardo Elsztain junto a Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner.

Al mismo tiempo, Cresud -empresa de la que Elsztain posee el 38,7 por ciento- es la principal accionista del hotel con un total del 56.7 por ciento de las acciones. Llamativamente, por su parte, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, posee el 5,2 del Libertador y el 4 por ciento de Cresud.

Esta intrincada situación pone en evidencia las carnales relaciones existentes entre el mundo empresario y la política, con Javier Milei y Mauricio Macri como sus principales exponentes en este caso.

Lo que no queda claro es qué pedirá el Grupo IRSA a cambio de facilitar sus instalaciones, si efectivamente se las otorga en gratuidad, aunque se sabe que por lo pronto Milei promete derogar la ley de Alquileres, lo que sin duda supondrá múltiples beneficios para este coloso empresario que además posee dentro de su cartera de inversiones el hotel Llao Llao de Bariloche, y los shoppings Abasto, Alto Palermo, Alto Avellaneda, Dot, Paseo Alcorta y Patio Bullrich, entre otros. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!