Miércoles 28.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de diciembre de 2023 | Nacionales

Lejos de un acuerdo

Mauricio Macri, afuera

El ex presidente Mauricio Macri no oculta su enojo. Prefiere hablar del éxito de su manipulación judicial para suspender las elecciones en Boca Juniors, lo que hubiera significado una nueva derrota ante Juan Román Riquelme, y se limita a mascullar entre sus íntimos su bronca hacia Javier Milei y Patricia Bullrich.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Su estrategia de apilar secuencialmente cadáveres -primero Horacio Rodríguez Larreta, después Patricia Bullrich y finalmente el libertario- terminó fracasando. En realidad, sólo pudo dejar afuera del tejido institucional al saliente alcalde porteño. Milei y Bullrich terminaron arreglando para dejarlo afuera a él. Y, como es sabido, la venganza es el único sentimiento que no consigue dominar el fundador del Pro.

Mauricio Macri no disimula tampoco su malhumor hacia Guillermo Francos, el próximo ministro del Interior que terminó por hacerse cargo de la tarea que pretendía desempeñar el calabrés. Es quien terminó armando la estructura política y legislativa del nuevo gobierno. A esta altura de los hechos, será la lapicera presidencial más que el apoyo del ex presidente el que sumará o restará votos y permitirá aprobar leyes.

Así las cosas, el Pro pasó de ser un partido nacional a convertirse casi exclusivamente en una expresión política porteña; así como en espejo el cristinismo quedó recluido en la provincia de Buenos Aires. Si bien cuenta con otros dos gobernadores, de los diecinueve que en total obtuvo Juntos por el Cambio, su éxito o su fracaso dependerá de la buena relación que consigan implementar con el gobierno nacional.

Es en este punto en el que cobra trascendencia el rol que desempeñe Jorge Macri, tanto en la relación que diseñe con el radicalismo, cuanto con el gobierno nacional. Pero también quedan planteadas dudas respecto de cuánto de juego propio pretenderá imprimirle a su gestión. 

En la despedida de su cargo que organizó el jueves pasado Horacio Rodríguez Larreta en el Teatro Colón coincidieron Mauricio Macri y Patricia Bullrich. Ni siquiera se saludaron y nunca estuvieron a menos de cinco metros de distancia. “Patricia negocio sola, yo no tuve nada que ver con eso”, confía en la intimidad, y admite: “Con Milei no hablo desde que volví de Arabia Saudita”, declara de manera pública. 

Un poco en broma y otro poco con profunda decepción declara: "No veo la hora de irme al sur. Es mi lugar en el mundo”. En su casa del country Cumelén en Villa La Angostura tiene planeado establecerse hasta fines del mes de febrero, salvo que las contingencias del nuevo gobierno aceleren la oportunidad de su retorno.

Pero la bronca lo carcome. “Me pone contento que Javier Milei cuente con la probada experiencia de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad y con la capacidad que demostró Luis 'Toto' Caputo en momentos muy difíciles de la economía argentina. Les deseo a ambos el mayor de los éxitos en este compromiso personal que asumen”, publicó en su cuenta de X, en tono irónico, a modo de felicitación.

No puede soportar haber sido dejado a un lado, del mismo modo que tantos otros que él mismo desplazó. Pero confía en que la política le dé una nueva revancha. Lo mismo le pasa a Cristina Fernández, aunque en el caso de la ex presidenta tiene mucho más en claro que eso difícilmente sucederá. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!