Miércoles 22.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de diciembre de 2023 | Nacionales

¿Dádivas?

El poderoso empresario surcoreano que financia a Lilia Lemoine

Durante las últimas horas, la legisladora enrolada en las filas de Javier Milei se fotografió agradeciendo a un reconocido hotel porteño por permitirle utilizar sus instalaciones hasta que le asignen un despacho en el Congreso. La vinculación deja entrever un eventual caso de dádivas.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En un posteo en su cuenta de Instagram, la diputada nacional por La Libertad Avanza, Lilia Lemoine, agradeció al Grand View Hotel de Buenos Aires por facilitarle sus instalaciones para poder trabajar, mientras en el Congreso Nacional aún siguen disputándose oficinas como en cada recambio legislativo.

No es la primera vez que la ahora legisladora se vincula a esta empresa. De hecho, años atrás fue cara de varios trabajos publicitarios utilizados por el hotel, al tiempo que en el mismo se realizaron también varios encuentros con Javier Milei y diversos grupos políticos. Así se desprende de una invitación que realizó desde esa misma red social durante 2020, agradeciendo a la compañía de alojamientos el apoyo brindado al desarrollo del documental Pandenomics, basado en el libro por el que Milei posee varias denuncias de plagio. De hecho, dicho documental se estrenó en la sala de convenciones de ese hotel en diciembre del mismo año.

Sin embargo, hoy como diputada en funciones, el uso de las instalaciones cae en un posible conflicto de intereses, dado que el artículo 259 del Código Penal establece que "será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación absoluta de uno a seis años, el funcionario público que admitiere dádivas, que fueran entregadas en consideración a su oficio, mientras permanezca en el ejercicio del cargo". Por otro lado, de acuerdo a lo normado, "la ignorancia de las leyes no sirve de excusa para su cumplimiento".

El Grand View Hotel de Buenos Aires, un lujoso emprendimiento de 26 pisos, cuya estadía varía entre los 77 y los 240 dólares, pertenece a un grupo de cuatro inversores surcoreanos, entre los que se destaca Sang Hak Choe o "Juan Choe", como se lo conoce. Se trata de un poderoso empresario textil, presidente de Nicetex SA, que se expandió al mundo inmobiliario.

Eso le permitió obtener la concesión en 2019 para construir 4 kilómetros de comercios, emprendimientos gastronómicos y demás servicios, debajo del viaducto del ferrocarril Norte. Por esta licitación pagará unos 1.140 millones de dólares por el plazo de treinta años, fecha en que vencerá la licitación.

Lo curioso es que cada metro cuadrado de los 50 mil que adquirió Choe le costaron unos 60 pesos en promedio, mientras que en esos mismos barrios cualquiera pagaría más de 10 dólares. Pues comprende zonas cotizadas de la Ciudad de Buenos Aires como Belgrano, Palermo y Nuñez. El empresario surcoreano fue el que hizo la mejor oferta, de acuerdo a los datos revelados por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

El hotel, ubicado en la intersección de las calles Azcuénaga y avenida Rivadavia, costó unos 300 millones de dólares, con más de cien habitaciones, pileta, gimnasio, sala de convenciones y de reuniones. Allí trabaja por estos días Lilia Lemoine.

Llama la atención la similitud con el caso de Javier Milei, quien también recibe “prestadas” las instalaciones del hotel Intercontinental por parte de empresarios inmobiliarios con ansias y necesidades de expansión. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!