Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de enero de 2024 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK

“Miles de policías murieron en cumplimiento del deber, somos parte del pueblo y también sufrimos penurias

El comisario general Marcelo Maslowski aseguró a REALPOLITIK que el gobierno de Javier Milei fortaleció a las fuerzas de seguridad en un marco constitucional de respeto por los derechos humanos. La estigmatización del uniformado.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Fernando Horowitz

En 2019, cuando auxiliaba a un camarada caído durante una protesta callejera de organizaciones sociales a la que se negó a reprimir, un manifestante le fracturó la cabeza golpeándolo desde atrás con un tirante de madera. Aún padece secuelas, sufrió síndrome post-conmocional de Pierre Marie que le quitó la motricidad fina y tuvo que volver a aprender a leer y escribir. Comisario general de la jefatura de la Unidad Regional 8 de San Vicente, en la provincia de Misiones, Marcelo Maslowski, dialogó con REALPOLITIK sobre el accionar policial en los piquetes y la estigmatización de los uniformados asimilándolos a la dictadura militar pese a que los actuales efectivos eran niños o no habían nacido en los años setenta.

Con pasado de jefe de la división científica de Oberá más una tecnicatura española en contraterrorismo y crimen organizado, dos especialidades que profundizó en el FBI de Estados Unidos, Maslowski aseguró que las fuerzas de seguridad están subordinadas a la democracia e incluso aplican perspectiva de género gracias a capacitaciones como la ley Micaela que concientiza sobre la violencia contra la mujer.

“Los uniformados estamos comprometidos con la constitución, juramos defenderla hasta perder la vida si fuese necesario como miles de camaradas que murieron en cumplimiento del deber, somos parte del pueblo como asalariados que también sufrimos penurias económicas”, explicó este licenciado en criminalística para quien el protocolo antipiquetes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como los lineamientos del presidente Javier Milei, fortalecieron el trabajo policial sin dejar de lado los derechos humanos.

Licenciado en criminalística que casi pierde la vida a manos de una patota que hirió a once policías por odio o motivaciones políticas dado que sabían que reclamaban ni pertenecían al grupo que alegaban representar, destacó la nueva óptica gubernamental que insta a informar las reglas a sindicatos y organizaciones sociales para después pasarles facturas de los gastos de cada procedimiento que obliga a descuidar la seguridad del vecino porque los efectivos son destinados a controlar cortes o protestas.

”Nunca ordenaron reprimir ni fuimos entrenados para ir al choque, nos impulsaron a dialogar con los manifestantes para evitar incidentes marcándoles el límite de no perjudicar a nadie sin importar quién sea”, afirmó quien salvó tres vidas porque sus masajes cardíacos reanimaron a un trabajador rural y luego ofició de improvisado enfermero en un parto domiciliario sin asistencia médica, rescatando de la muerte a una madre y su recién nacido que estaba asfixiándose por el cordón umbilical.

Consultado sobre los delitos cometidos por menores, Maslowski aconsejó “no a bajar la edad de la inimputabilidad porque sólo poblará las cárceles sin resolver el problema”, cuya causa son los adultos que los explotan como repartidores de droga o mano de obra barata para robos y hurtos.

Fruto de sus años en Rosario, al igual que Misiones por su triple frontera, cree que son dos imanes que atraen organizaciones criminales de trata de personas, narcotráfico, narcoterrorismo y contrabando de prendas de vestir con adulteraciones marcarias que se disputan territorios y negocios como sucedía en Chicago con Al Capone en la época de la ley seca  Chicago.

“Son zonas de fácil acceso para eludir los controles estatales, tenemos que redoblar la presencia de las cuatro fuerzas de seguridad federal que son la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Policía Federal Argentina, Prefectura y Gendarmería mientras las tres fuerzas armadas -ejército, marina y aérea- están para la defensa nacional pero cuentan con radares e instrumentos ideales para controlar las avionetas y lanchas que trafican drogas, esa sería su única injerencia con apoyo logístico sin ninguna participación directa”, opinó Maslowski recordando los resultados exitosos del Operativo Escudo Norte creado en 2011 por la entonces mandataria Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el máximo escalón de la jerarquía provincial, sugirió potenciar a las policías locales ya que conocen en detalle a su vecindad e idiosincrasia.

“El ataque terrorista de Hamás a Israel y la ola de violencia narco en Ecuador demuestran que se requiere inteligencia criminal para prevenir y elaborar estrategias de intervención, así lo hizo Estados Unidos que fusionó sus fuerzas de seguridad para intercambiar datos e información con equipamiento tecnológico básico como móviles, radio y equipos de protección personal que disminuyen de las bandas delictivas”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!