Sábado 02.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
31 de enero de 2024 | Legislativas

Vuelta al dialoguismo

El enojo le duró muy poco a Pichetto: “Hay que hacer un esfuerzo para que la ley salga”

El líder del bloque de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, cambió decididamente su chip en el fin de semana, aunque no queda en claro cuáles fueron las poderosas razones para hacerlo. Y, sin que se le cayera ningún anillo, expresó su predisposición a "hacer un esfuerzo" para que el proyecto del gobierno sea aprobado.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Después del malhumor que se preocupó en comunicar la semana pasada, por temor a quedar “pegado” a una negociación muy espuria entre el gobierno y los bloques colaboracionistas y que terminó en la firma de un dictamen de comisión en blanco, y que luego sería completado en ámbitos privados, Miguel Pichetto comenzó esta semana retomando su posición dialoguista anterior, para salir a destacar que si bien la emergencia y las delegaciones de atribuciones al ejecutivo son aspectos centrales de esta ley, estas medidas han sido implementadas por todos los gobiernos. “Es hora de dejar de lado la hipocresía”, enfatizó.

Sus declaraciones se dieron en un contexto de intensas negociaciones impulsadas por el oficialismo –que hasta ahora declaraba a rajatabla que “no negociaba”- para conseguir la aprobación de la ley Ómnibus, ya despojada de su capítulo financiero. 

Adoptando un tono pro oficialista conmovedor, Pichetto hizo hincapié en la necesidad de que el gobierno cuente con los instrumentos que considera cruciales para abordar los desafíos actuales, a pesar de que personalmente mantiene diferencias en algunos puntos y en la forma en que se planteó el debate sobre la ley Ómnibus. Pero que, más allá de eso, debe ser aprobada.

Pichetto supo ser un legislador clave en la tramitación legislativa en la era “K”, y más adelante pegó el salto y se presentó como candidato a vicepresidente junto a Mauricio Macri en 2019. Tras ser derrotado, fue designado auditor General de la Nación, y ahora pone su espada al servicio del gobierno de Javier Milei. Algunos lo tratan de “panqueque”, cuando en realidad más bien parece ser un trompo que gira incesantemente, siempre en sentido del oficialismo de turno. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!