Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de febrero de 2024 | Opinión

Compra de voluntades

¿Elección o transacción?: El mercado del voto en Paraguay

“Nosotros nos vendemos para comprarle a ustedes”. (Respuesta de un prominente parlamentario a un elector que le reclamó mayor compromiso y honestidad).

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
José María Quevedo

Cuando un candidato ofrece a un elector dinero por su voto o un elector le pide al candidato dinero por su sufragio, el proceso democrático pasa a ser una mera transacción electoral donde uno compra la voluntad que el otro vende.

¿Por qué esto es tan importante? Por el efecto y la legitimidad que genera en el parlamentario electo el hecho de haber “comprado” el voto y no habérselo “ganado”. La libre elección genera un compromiso del representante con su representado que tiene derecho a reclamar si este no cumple con lo prometido.

En una transacción, ese compromiso desparece. El parlamentario que compra el voto hace una inversión y como todo aquel que hace una inversión espera obtener beneficios.; los máximos beneficios.

Todas las leyes tienen precio (o casi todas. Y el voto cotiza siempre en alza.

MERCADO DEL VOTO

“En estas elecciones, el sistema se prostituyo completamente: de cada diez votos, siete se compraron”, dice tajante uno de los dirigentes consultados para este informe.

“La cultura se instaló, se vota siempre a cambio de algo”, agrega con un dejo de bronca y resignación. Incluso aquellos que votan por “convicción” suelen soltar la siguiente frase una vez sufragar: 

“Ya voté, pero todavía no cobré”. Inmediatamente, el mismo dirigente nos detalla cómo funciona el “mercado del voto”, tanto para el oficialismo como la oposición. 

El dirigente de base ofrece un paquete de votantes con su respectivo nombre, número de cedula, antecedentes sobre la confiabilidad de su voto y costo. La lista se chequea y si está todo en orden, se concreta la operación. “El voto pasó de valer 30 mil a 150 o 200 mil, alcanzando los 500 mil en zonas como PJC”

¿QUÉ BENEFICIO OBTIENEN LOS OPERADORES? 

“Lo hacen por promesa de cargos y en el caso de que ya sean funcionarios públicos, para lograr un ascenso o el ingreso de algún familiar”. Así funciona “el mercado del voto” en el Paraguay, un sistema que de alguna manera explica el comportamiento “empresarial” de la casta política y la apatía ciudadana ante los escándalos en general. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Elecciones, Paraguay, José María Quevedo

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!