Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de febrero de 2024 | Opinión

Genocidio de Jodyalí

Han pasado 32 años y el recuerdo de una tragedia sigue viva en la mente de los azerbaiyanos

La tragedia de Jodyalí se distingue por su particular crueldad entre los sangrientos crímenes cometidos por los ocupantes armenios como resultado de la limpieza étnica y el genocidio contra el pueblo azerbaiyano. El genocidio está a la altura de tragedias como las de Jatín, Lidice, Songmi, Ruanda, que dejaron una profunda huella en la historia mund

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Ramzi Teymurov

La tragedia de Jodyalí se distingue por su particular crueldad entre los sangrientos crímenes cometidos por los ocupantes armenios como resultado de la limpieza étnica y el genocidio contra el pueblo azerbaiyano. El genocidio está a la altura de tragedias como las de Jatín, Lidice, Songmi, Ruanda, que dejaron una profunda huella en la historia mundial como masacre de civiles.

La ciudad de Jodyalí está situada en la región de Karabaj de Azerbaiyán. La importancia estratégica de Jodyalí está relacionada con su ubicación en el cruce de las principales carreteras de la región. Además, cuenta con el único aeropuerto de Karabaj.

La situación en Karabaj era extremadamente difícil. Para poner en práctica la idea armenia de una "Gran Armenia", basada en el antiguo plan elaborado por Ereván en la segunda mitad de la década de 1980, se plantearon las reivindicaciones territoriales de los armenios sobre la región con el objetivo de anexar Nagorno-Karabaj Región Autónoma a Armenia. La situación se volvió cada vez más tensa, mientras el estado armenio aplicó una política de estricto nacionalismo, matando a los azerbaiyanos que vivían en la región y expulsándolos de las tierras históricas donde habían vivido durante miles de años, y esta política sangrienta fue acompañada por la ocupación de tierras azerbaiyanas por tropas armenias.

Los armenios, que ya habían ocupado algunos territorios de Azerbaiyán, violando todas las normas legales internacionales, atacaron la ciudad de Jodyalí, de importancia estratégica, entre 1991 y el 18 de febrero de 1992, comenzaron la limpieza étnica de la población azerbaiyana que vivía en la dirección de Jodyalí con equipo militar pesado. Como consecuencia, sin aviso previo, por la madrugada del 26 de febrero, los militares armenios tomaron por sorpresa a este poblado y llevaron a cabo una masacre atroz que causó la muerte de 613 civiles, entre ellos 63 niños y 106 mujeres. 1275 personas fueron tomadas como rehenes, 150 personas aún siguen desaparecidas, porque nadie nunca pudo hallar las evidencias sobre sus vidas o de sus restos. Los habitantes de Jodyalí fueron decapitados, se les sacaron los ojos, fueron desollados y quemados vivos. Las tropas armenias mataron con especial brutalidad a los que intentaban huir, tendiéndoles emboscadas en las carreteras y en los bosques.

A diferencia de los nazis, que intentaron ocultar sus crímenes, los autores del genocidio de Jodyalí justificaron y se jactaron de sus bárbaros actos criminales contra la población civil azerbaiyana. Las palabras del ex - presidente de Armenia, Serzh Sargsyan, que participó directamente en la masacre, lo dicen todo. "Antes de Jodyalí, los azerbaiyanos pensaban que los armenios eran personas que no podían levantarle la mano a la población civil. Fuimos capaces de romper ese estereotipo".

La verdadera esencia del genocidio de Jodyalí se desveló después de que el líder nacional de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, volviera al poder político en 1993. En febrero de 1994 el Milli Majlis (Parlamento) de la República de Azerbaiyán dio una valoración política y legal al genocidio de Jodyalí y ha declarado el 26 de febrero como día del Genocidio de Jodyalí.

Al día de hoy, el genocidio de Jodyalí ha sido reconocido y condenado por casi veinte países del mundo y veintiséis estados de Estados Unidos.

La naturaleza y la gravedad de los crímenes cometidos en la ciudad de Jodyalí cumplen con creces la definición de la palabra genocidio, tal y como se indica en la "Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio", adoptada el 9 de diciembre de 1948 según la resolución 260 (III) de la Asamblea General de la ONU. La masacre premeditada en este territorio se cometió con la intención de aniquilar a los residentes únicamente por el hecho de ser azerbaiyanos.

La organización Human Rights Watch categorizó esta matanza como "la mayor masacre ocurrida en una sola jornada durante la guerra de Nagorno Karabaj".

En su sentencia de 22 de abril de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hizo la siguiente observación, que no deja dudas sobre la cuestión de la calificación del delito y la consiguiente responsabilidad del mismo: "Parece que los informes disponibles de fuentes independientes indican que en el momento de la captura de Jodyalí, en la noche del 25 al 26 de febrero de 1992, cientos de civiles de origen étnico azerbaiyano fueron presuntamente asesinados, heridos o tomados como rehenes, durante su intento de huir de la ciudad capturada, por combatientes armenios que atacaban la ciudad".

El pueblo de Azerbaiyán recuerda a estas víctimas de la agresión armenia. Y aquellas no son las únicas víctimas, porque a lo largo de décadas, Armenia ha perseguido la política constante de agresión contra Azerbaiyán y su población civil.

Hay que llamar la atención sobre el hecho de que el 9 y 21 de febrero de 2024 se descubrió unas fosas comunes durante las excavaciones realizadas para las obras de construcción y reconstrucción de Jodyalí. En vísperas del 32º aniversario del genocidio de Jodyalí, el descubrimiento de fosas comunes en el territorio de la ciudad vuelve a demostrar claramente los actos inhumanos cometidos por los armenios.

Tres años atrás se puso punto final a uno de los llamados "conflictos congelados" del mundo. La segunda guerra de Karabaj concluyó con la liberación de los territorios, que Armenia había ocupado ilegalmente, desde hace casi treinta años, y por la cual fueron implementadas las cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Asimismo, Azerbaiyán ha restaurado plenamente su soberanía como resultado de las medidas antiterroristas lanzadas en septiembre del año 2023.

Hoy, la República de Azerbaiyán se centra en la reconstrucción y revitalización de las regiones de Karabaj. Cientos de miles de azerbaiyanos cuyas tierras han sido liberadas, viven con el deseo de regresar pronto a sus hogares en todas regiones. El gobierno de Azerbaiyán ha comenzado a reconstruir la infraestructura en las áreas destruidas. Hoy en día, Karabaj está reviviendo, y estamos construyendo y creando en nuestras tierras natales.

Esperamos firmemente que nuestra región y el mundo no sean testigos de otros genocidios que violen el derecho internacional humanitario. El estado de Azerbaiyán cree que no hay alternativa a la normalización de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. No es casualidad que, tras el final de la Segunda Guerra de Karabaj en 2020, fue Azerbaiyán quien propuso las negociaciones de paz con Armenia presentando los cinco principios básicos de acuerdo con las bien conocidas normas del derecho internacional, que, entre otros, incluyen el respeto mutuo de la soberanía y la integridad territorial, la confirmación mutua de la ausencia de reclamaciones territoriales de uno contra el otro y el establecimiento de relaciones diplomáticas. Una vez concluidas las medidas antiterroristas de los días 19 y 20 de septiembre de 2023 y restablecida plenamente la soberanía de Azerbaiyán, la principal fuente de tensión entre Azerbaiyán y Armenia -la cuestión de Karabaj- ha quedado completamente fuera de juego. Así que, por el momento, no vemos ningún obstáculo serio para la conclusión de un tratado de paz. Y hoy, en las condiciones favorables existentes para el establecimiento de una paz sostenible en la región, Azerbaiyán, como siempre, está decidido a promover la agenda de paz.


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!