Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de febrero de 2024 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Bob Camp: “No creo en subestimar a los niños con los dibujos animados”

El animador trabajó en La vaca y el pollito, y fue uno de los responsables de Ren & Stimpy.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Federico Carestia

Cuando se habla de Nickelodeon, son pocos los que suman a Ren & Stimpy en el catálogo de dibujos animados que dio la señal bajo su segmento Nicktoons. Sin embargo, la producción creada por John Kricfalusi fue una de las tres series que formó parte de la señal en su primer intento por genera contenido para los más chicos. ¿Los otros dos? Doug y Rugrats.

Entre los responsables de desarrollar Ren & Stimpy estuvo Bob Camp, un histórico animador que trabajó en producciones como La vaca y el pollito. El animador fue clave en el progreso de esta serie que trabajó constantemente desafiando los límites impuestos por el "buen gusto" definido por los directivos de Nickelodeon. 

"Ni siquiera soy un gran fan de hacer entretenimiento para niños porque tan pronto como decides que un dibujo animado es solo para niños, tenés psicólogos mirando por encima de tus hombros, diciendo: 'No podés hacer eso, arruinarás su mente'", aseguró Bob Camp. En una entrevista, contó cómo fue trabajar en esta producción icónica de la señal Nickelodeon.

RP.-  ¿Cómo cree que está la situación actual en el mundo de la animación?

Creo que es un gran momento para la animación porque con los dispositivos móviles y cosas como Netflix y Hulu, que están produciendo nuevo contenido, hay muchos nuevos lugares para mostrar dibujos animados, lo que significa que hay más trabajo para los dibujantes. Así que creo que es un gran momento para ser un animador. Cuando empecé a trabajar en animación, había una forma de hacer dibujos animados, la misma forma en que la gente los ha hecho siempre, pero pronto hubo mil formas de hacer un dibujo animado; se están haciendo en todo el mundo. Así que cambia mucho. 

RP.-  ¿Y escribe también o solo dibuja? 

Sí. He hecho mucho trabajo de escritura en dibujos animados y también he editado historias de dibujos animados, y escribo mis propios proyectos. Me gusta más escribir porque es más fácil que dibujar, al menos para mí. 

RP.-  Todos los dibujos animados en los que estuvo involucrado están dirigidos a niños pero los chistes son muy complejos y tienen mensajes para adultos...

Esos dibujos animados, como Bugs Bunny, cosas así, no fueron hechos para niños. Fueron hechos para familias. Los niños prácticamente veían lo que veían sus padres. Así que había mucho más en los dibujos animados, mucha más peligrosidad y mucho más humor sofisticado y doble sentido, cosas así. Así que eso es lo que nos inspiraba y ese es el tipo de dibujos animados que queríamos hacer. Realmente no creo en subestimar a los niños. Ni siquiera soy un gran fan de hacer entretenimiento para niños porque tan pronto como decidís que un dibujo animado es solo para niños, tenés psicólogos mirando por encima de tus hombros, diciendo: "No podés hacer eso, arruinarás su mente". 

RP.- ¿Por qué en La Vaca y el Pollito no mostraban la mitad superior del cuerpo de los padres?

Es una cosa que todo el mundo hace en los dibujos animados. En Peanuts nunca ves a las personas adultas, y en muchos dibujos animados muestran cosas desde el punto de vista de un niño. Así que el punto de vista del niño es como si estuvieras viendo a las personas desde la cintura para abajo. Lo hicimos en Ren y Stimpy. Había personajes marido y mujer y nunca veías sus caras. Es como un estándar de dibujos animados. 

RP.- A veces era realmente aterrador cuando el Diablo aparecía en La Vaca y el Pollito. ¿Cómo era el diablo?

El diablo fue doblado por un tipo llamado Charlie Adler, un actor realmente genial, un tipo realmente divertido. También dirige. No sé, Dave Feiss es el director y Dave fue a la escuela con John Kricfalusi en Canadá. De hecho, con Jim Gomez (animador de Ren & Stimpy) y muchas otras personas realmente talentosas salieron de Canadá en esos años, de la escuela de animación de Sheridan, que es una gran escuela de animación allí. Dave tiene muchas de las mismas sensibilidades que esas personas, todos somos parte del mismo tipo de animación extraña, retorcida y divertida. 

RP.- ¿Cuánto estuvo involucrado en la creación de Ren & Stimpy?

Estuve completamente y totalmente involucrado en la creación del show antes de que existiera. Había otra idea de espectáculo que John creó llamada Tu pandilla y era como nuestras comedias de pandillas como Los Pequeños Traviesos. Era una parodia de eso. Todo era como personajes pequeños. Ren & Stimpy eran personajes secundarios. Eran el perro y el gato en el programa. El productor que creó Nicktoons y fue responsable de que Nicktoons sucediera dijo: "Nos gustan, hagan un programa sobre el perro y el gato". Así que financiaron un piloto que se emitió en el Festival de Animación Spike and Mike en cines, en todo el país, y la gente lo amó y nos dieron una serie. Nunca tuvimos una biblia del programa o tuvimos algún tipo de concepto de lo que era el programa o dónde estaría. 

RP.- ¿Por qué eligieron ese tipo de dibujo realista? 

Los personajes son realmente empujados al límite. Queremos ver todos los tendones y venas de sus cuellos y sus ojos saliendo de sus cuencas y las venas de sus ojos y sus fosas nasales inflamadas. La vida real es fea y es divertido cuando te burlas de ella.

RP.- ¿Y los censuraron en algún momento?

Claro. Seguro que sí, pero buscábamos engañarlos. Poníamos lo que llamamos chistes cebo, que sabíamos que eran de mal gusto y tendrían que quitarse. Así que poníamos estos chistes para que los quiten y dejen los que queríamos. Pero a veces sacaban los chistes equivocados. Y así que algunos de los realmente buenos quedaron. Creo que entendieron que la audacia del espectáculo era lo que lo hacía popular, así que fueron tan tolerantes como les permitiría el sentido común. Para nosotros era aún más divertido, creo que tener sensores te hace ser más ingenioso con tu humor. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!