Miércoles 24.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de marzo de 2024 | Nacionales

La alianza, al borde del quiebere

Crecen los sectores que quieren incubar una UCR muy alejada de Juntos

En sectores que ayer eran la rebeldía y la renovación y hoy son la ortodoxia, va naciendo y configurándose la idea de avanzar con un camino equidistante de Cambiemos y de la amenaza de que el Pro termine fusionándose con La Libertad Avanza.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Aquello que se mecía en la cuna de las conjeturas finalmente va naciendo y es la gestación de un nuevo escenario donde la UCR quiere desplegarse en un frente, pero de contenido y doctrina y óptica diametralmente opuestas a sus primos macristas y, sobre todo, de quienes adhieren a Javier Milei.

Ya se dio un primer paso -aunque no se sabe la dimensión del camino- y es el que dio el reconocido dirigente de la UCR, Federico Storani, quien en las últimas horas, en un local porteño sobre calle Ayacucho, presidió un plenario de la Corriente de Opinión Nacional, acompañado de otros sectores que opinan muy parecido como es el caso del “radicalismo auténtico” que conduce el economista Miguel Ponce.

No hay medias tintas ni especulaciones en el accionar de este sector que desde diciembre pregona una visión apocalíptica del gobierno de Milei, planteándose que cada día que pasa se genera mayor declive en la economía y en la situación social, sobretodo a partir de una superdevaluación de la moneda y de tres meses (incluyendo a febrero) con dos dígitos de inflación.

Esa devaluación, sumada a la “motosierra”, la “licuadora” , la dolarización y la prédica “antiestado” habían motivado al ex ministro del Interior a organizar una contención que impida el triunfo de libertario y que ahora deriva en una “resistencia”.

En un plenario donde asistieron representantes de siete de las ocho secciones electorales bonaerenses, algunos dirigentes porteños y hasta representantes de Entre Ríos y Neuquén, Storani resaltó la necesidad de “resistir porque vienen por todo, y además estamos perdiendo la batalla cultural contra este gobierno”, preguntándose además que “hemos llegado al nivel de que tenemos que explicar la importancia del estado o de la educación pública”.

En el mitin dijeron presente el  dirigente de Neuquén, Rodolfo Quesada; el ex diputado nacional Alejandro Echegaray; el economista y ex funcionario nacional, Miguel Ponce (del sector Radicalismo Auténtico); el ex intendente de Saladillo, Carlos Gorosito; el ex titular de la Cámara de Diputados provincial, Marcelo Gear; el ex jefe de bloque de senadores provinciales, Jesús Porrúa; y dirigentes de siete de las ocho secciones electorales.

Hasta allí se desarrollan algunas pinceladas de algo parecido a una crónica, pero que invita a un análisis sobre lo que se viene en los próximos meses en el radicalismo, donde una corriente como la del storanismo y sus aliados proponen estar en las antípodas de los libertarios y otros, seducidos por la cercanía al poder mismo, sucumben a la tentación propuesta por el ministro de Defensa, Luis Petri, de integrarse incondicionalmente al oficialismo.

Entre ambos extremos hay matices intermedios a los cuales Storani pide enfrentar o, en el mejor de los casos, obtener una aclaratoria.

Aparecen entonces los legisladores de la corriente Evolución, como el jefe del bloque de Diputados, Rodrigo De Loredo, a quien, sin nombrarlo, lo denostó al señalar que “yo no hubiera llorado por la frustración de no aprobar la ley Ómnibus, en realidad hubiera llorado si esa ley se aprobaba”.

También tuvo tiempo para dedicarle a otro legislador como Martín Tetaz, quien, en redes sociales, manifestó que estaba “en un 90 por ciento de acuerdo” con lo expresado en esa norma mencionada.

Tales estocadas tuvieron algún destino final sugerido, tal cual un tiro de elevación, hacia Martín Lousteau quien, además de ser titular del comité nacional, es líder de la corriente que contiene a De Loredo y a Tetaz y debieran ser alineado en un discurso progresista como es el que promete el economista y ex ministro de Hacienda de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, Storani manifestó su apoyo a Lousteau aunque marcando ciertos condicionamientos de dar sustentabilidad a un discurso netamente opositor. Habrá que ver cuánta influencia puede tener “Fredy” dado que no está en las mejores condiciones de correlación de fuerzas y trata de sacar de las cenizas a un conjunto de militantes que representan una minoría, con escasa representación en algunos comités locales y sin cuotas de poder real en municipios y en la Legislatura.

El storanismo está consciente de su debilidad interna y está dispuesto a construir con sectores extraparditarios y, es más, esta opción fue expresamente alentada en el plenario. “A construir por dentro y por fuera”, fue la directiva escuchada por militantes que ya bordean la segunda juventud y varias canas en su cabellera.

La construcción “por fuera” viene con la posibilidad de diálogo con otros partidos comprometidos con un discurso opositor, incluyendo al kirchnerismo, y, por supuesto a la CGT con la cual se marchó el pasado 24 de enero, pese a las frases lapidarias y críticas a granel de varios correligionarios. Storani reconoce y resalta que marchó con la CGT, que tuvo algunas actividades conjuntas con el ex ministro de Defensa, Jorge Taiana, y que no le disgustaría dialogar con alguna o las dos CTA.

Obviamente, esta “pintada de cara” que hace el storanismo y sectores afines puede tener una reacción y hasta una confrontación importante con el oficialismo partidario Igualmente, nadie parece tener el parámetro para determinar en qué medida se debería prohibir a un sector apelar a vínculos por fuera de la UCR y por fuera de Juntos por el Cambio si se tiene en cuenta que el actual presidente del partido, Martín Lousteau y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, comulgaron con el kirchnerismo y el cristinismo.

Todo forma parte de un estado de fuerte ebullición en el cual conviven varios matices y corrientes en búsqueda de una definición y de una claridad que aún no encuentra el universo general del partido de Alem en territorio bonaerense y a nivel nacional. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!