Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de marzo de 2024 | Nacionales

Papelón

La casta a pleno: Victoria Villarruel nombró a una diseñadora de aros como funcionaria nacional

Alejada de las convicciones que supo gritar a los cuatro vientos respecto a contratar amigos y familiares, la vicepresidenta sorprendió con una decisión que coloca en un rol clave a una persona sin ningún tipo de preparación aparente, más allá de una singular amistad.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Todo pareciera apuntar a que, más allá de los discursos, los embates y las diatribas contra la casta política, las costumbres de los dirigentes argentinos se mantienen tristemente intactas. En efecto, una de las últimas decisiones de la vicepresidenta Victoria Villarruel, se dirigiría en este sentido.

Horas atrás, se publicó en el Boletín Oficial el nombramiento como directora de protocolo en el Senado de la Nación de María de las Mercedes Torres. A pesar del prestigioso cargo y del jugoso salario del que viene acompañado, Torres pareciera no tener otra preparación o antecedente que el de ser una amistad notablemente cercana a Villarruel.

Torres es propietaria del local de collares y pendientes MyMTorres, que tiene junto a su hermana Mariola, en la galería promenade del Alvear Palace Hotel, en Recoleta. Allí fue visitada por la propia Villarruel, quien posó para la foto. Otra habitué del lugar fue Lilita Carrió, hoy retirada de la arena política.

Desde numerosos medios de comunicación vienen trascendiendo las especulaciones respecto a una relación amorosa entre Villarruel y Torres, que haya cimentado la polémica decisión de la vicepresidenta de nombrarla en el Senado de la Nación.

Más allá de ello, no deja de ser llamativo que, en medio de un vibrante escenario de tiras y aflojes con la oposición, en el que el oficialismo continúa castigando el legado de lo que dio a llamar la casta política, la vicepresidenta haya decidido alejarse de sus propias convicciones para caer en la vieja práctica del amiguismo y el nepotismo. Como exclamó alguna vez Groucho Marx: “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!