Miércoles 22.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de marzo de 2024 | Nacionales

La estratégia de confrontar

Milei contra Clarín

Las dos durísimas derrotas que sufrió el gobierno de Javier Milei en la Cámara de Diputados con la ley Ómnibus y el rechazo del mega DNU en la de Senadores no le sirvieron al presidente para aquilatar experiencia y comprender que, aunque desprecie a la democracia y a la república, debe comportarse como el primer magistrado de una democracia.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Milei fue elegido presidente de una democracia consolidada, en lugar del monarca absoluto que desearía ser: sigue agrediendo a legisladores y gobernadores a los que debería seducir para conseguir sus votos, en insistir con absurdas confrontaciones mediáticas que nada le suman, sino que más bien le restan.

La nueva “Lali” Espósito son Martín Lousteau y el Grupo Clarín. Pero, a diferencia de la cantante, que valientemente se mantuvo en sus posiciones a pesar de la desigualdad de fuerzas que la acosaban, uno es el presidente de la UCR nacional y el otro es el medio que, en el pasado, con cuatro tapas podía deponer a un presidente. El poder de fuego de Clarín ya no es el mismo, pero resulta escasamente inteligente confrontar con dos de los tres grandes medios convencionales que concentran a la opinión pública.

Pero Milei no aprende de sus errores ni de sus derrotas, e insiste en repetir las mismas fórmulas esperando conseguir resultados diferentes, una actitud que siempre se asoció con la alienación. E incluso se propone ir más allá: una vez liquidada Télam y en vías de destrucción de los medios nacionales, el presidente compró la propuesta de creación de un grupo de comunicación paraestatal con el canal La Nación + y las redes sociales, imitando el modelo de Donald Trump con Fox News.

Visiblemente enojado –tal como parece ser su carácter habitual- Milei acusó a Clarín de querer "romper" al gobierno, y puso como ejemplo su interpretación del comunicado que el mandatario publicó en su cuenta de X, al que calificó como un ataque contra Victoria Villarruel: "Hubo una interpretación maliciosa del comunicado. El cañonazo fue a la casta, no a Victoria", disparó en un reportaje radial. “Pero hay medios muy interesados en romper y golpear contra el gobierno, muy especialmente el Grupo Clarín que tiene una posición muy adversa y continuamente está operando, calumniando, injuriando, ensuciando", continuó.

Allí mismo cruzó la línea al afirmar: "No me sorprende que desde ese lugar siempre se haga la peor lectura de los hechos porque ellos son parte de la casta y se ven afectados y también están muy molestos por haber perdido pauta oficial". 

Los ataques de Milei a Clarín no se iniciaron ahora. Un mes atrás afirmó que ese grupo estaba "operando a full" ante la habilitación de la empresa de internet satelital de Elon Musk porque pone en riesgo "la continuidad de sus negocios". Milei también motivó la condena de Clarín cuando dio a entender que ARSAT podría pasar a manos del magnate mexicano de las comunicaciones, Carlos Slim.

Si bien se difundieron algunas críticas al gobierno de Milei desde el multimedia, en general la posición predominante había sido bastante contemplativa, aunque por cierto bien lejos de la comparsa propagandística de La Nación +. La información que difundió el periodista Jorge Rial y que demuestra que varios operadores de este último medio, que se presentan como periodistas, recibieron del gobierno la fabulosa suma de 224.475.900,97 pesos a cambio de sus servicios, pese a que oficialmente la actual gestión suprimió las pautas publicitarias.

El gobierno pretende replicar la estrategia de Trump con Fox News, y atacar al resto del sistema de medios, para profundizar la grieta entre fanáticos propios y opositores. Quien está encargado de administrar el canal LN+ es nada menos que Juan Cruz Ávila, quien lo ideó desde un principio tomando ese ejemplo. El problema es que si bien dicho canal, del que Mauricio Macri ha sido denunciado como su principal accionista tiene éxito en su objetivo, expone a los dueños mayoritarios del multimedia -la familia Saguier- a un inevitable conflicto con Clarín, con la empresa mantienen desde hace largos años una alianza estratégica para controlar los medios y también comparte la propiedad de Papel Prensa, Expoagro y de varios medios del interior.

Por ahora el diario La Nación juega otro juego e, incluso, tiene una línea más crítica que Clarín respecto del gobierno de Milei. Pero si el irascible presidente continúa con sus ataques, los Saguier deberán tomar una decisión respecto de a cuál de los antagonistas respaldan.

Otra vez un conflicto que implica necesarias fracturas internas dentro del gobierno y el empresariado que está alineado con él. Otra vez, innecesaria. Y otra vez, finalmente, toda de Milei. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!