Sábado 22.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de marzo de 2024 | Nacionales

Reorganizando la Justicia

Más casta

Javier Milei piensa en tres nombres anti K para la procuración jefe de los fiscales. También quiere ofrecerle un cargo a la ex esposa de Alberto Nisman.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

De “la casta tiene miedo” a “la casta tiene empleo con nosotros adentro”. Así ha evolucionado el posicionamiento de “Jamoncito” Milei y sus cómplices apenas asumió la presidencia de la Nación. Y, a la hora de designar al jefe de los fiscales de la Nación, evalúa tres nombres públicamente anti K para el cargo: el fiscal general porteño y viajero a Lago Escondido, un camarista que jugaba al tenis con Mauricio Macri y un juez señalado por filtrar escuchas contra Cristina Fernández de Kirchner para la procuración. Allegados al mandatario deslizaron que también habría un cargo para la jueza Sandra Arroyo Salgado.

En su dispositivo para hacerse con una Justicia obediente, ya Javier Milei propuso oficialmente a Ariel Lijo y Manuel García Mansilla para la Corte Suprema de Justicia, una decisión que generó el rechazo de Mauricio Macri y pone en tensión el apoyo del Pro a su gobierno. Ahora va por más, y se dispone a avanzar sobre un cargo clave, la procuración General de la Nación.

La práctica habitual consiste en enviar los nombres de tres candidatos que respondan a las principales fuerzas políticas, conocida "la lógica de los tres tercios". Sin embargo, Milei también decidió pasar la motosierra sobre esta costumbre, y está decidido a  proponer a tres de su propio bando, en una nueva muestra de autoritarismo y desprecio por las tradiciones y por la oposición.

Los tres nombres de Milei para la procuración son el fiscal General porteño, Juan Bautista Mahiques (de la “familia judicial” Mahiques), y los camaristas Mariano Borinsky y Javier Leal de Ibarra, para reemplazar al interinato eterno de Eduardo Casal.

Mahiques es un miembro selecto de la "casta" judicial, tanto por pertenencia como por herencia familiar. Con Macri como presidente fue designado como representante del ejecutivo en el Consejo de la Magistratura. Es un hombre muy próximo a Daniel Angelici y su padre, Carlos Alberto Mahiques, fue ministro de Justicia de María Eugenia Vidal. Ambos integraron el grupo de los "huemules", compuesto por los jueces, fiscales, empresarios y espías que viajaron de la mano del Grupo Clarín a Lago Escondido.

Mahiques hijo ha sido acusado por el kirchnerismo de motorizar diversas causas contra Cristina Kirchner desde el Consejo de la Magistratura. Cuando Macri concluyó su gobierno, pasó a desempeñarse como jefe de los fiscales porteños con Horacio Rodríguez Larreta

Borinsky tomó conocimiento público a saltar a la luz sus al menos quince visitas a Olivos para jugar dobles de tenis con Mauricio Macri, que terminaron judicializadas por tratarse de encuentros privados de un presidente con un integrante de la sala judicial que tramitaba varios expedientes que tenían como acusada a Cristina Kirchner y a integrantes del gobierno del propio Macri. Esa Sala siempre contraria a los intereses de la ex presidenta. Naturalmente Comodoro Py los libró de culpa y cargo. Quien los habría vinculado no habría sido otro que el operador periodístico Alejandro Fantino, quien supo ser profesor de tenis en su juventud, y quien ahora le acercó a Milei el nombre de Borinsky.

El tercero en la nómina de candidatos es Javier Leal de Ibarra, actual titular de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, quien hasta hace un año era uno de los directores de la Dajudeco, organismo encargado de realizar las escuchas judiciales y a quien se adjudica la responsabilidad de las filtraciones de CFK a los medios. También fue identificado como el encargado de poner freno a la causa por la muerte de Santiago Maldonado

Ibarra también es el titular de la Junta de Presidentes de Cámaras Federales y Nacionales, que reúne a los jueces más poderosos del país, y mantiene una excelente relación con Ricardo Lorenzetti, quien lo nombró en esa dirección. Sospechosamente Lorenzetti es el candidato de Milei para presidir la Corte Suprema.

Para sumar puntos dentro de la opinión pública anti K, Milei evalúa la designación de la ex esposa de Alberto Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, en la defensoría oficial, en reemplazo de Stella Maris Martínez. Así como el nombre de Lijo hizo estallar a Macri, el de la jueza provocaría igual impacto en varias figuras del Pro, empezando por Christian Ritondo, y otros extrapartidarios, como Sergio Massa, a quienes ha denunciado de manera reiterada.

De concretarse su esquema judicial, Milei quedaría con el control de la Justicia, arrebatándoselo al macrismo, con un claro alineamiento anti K. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!