Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de abril de 2024 | Provincia

Autoritarismo y abandono

Mientras Kreplak juega al cineasta, la subsecretaría de Salud Mental atraviesa una grave crisis

Trabajadores de la subsecretaría afectada denunciaron a una funcionaria de Axel Kicillof por irregularidades en el uso de los fondos públicos, falta de insumos básicos, despidos injustificados y contrataciones amigas.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El área que depende del ministerio de Salud se encuentra en el centro de la tormenta por una fuerte denuncia. Los informes de autoritarismo, violencia laboral y descuido de los edificios han generado preocupación entre los trabajadores de la subsecretaría de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencias, provocando miedo e incertidumbre entre los empleados. Mientras tanto, Nicolás Kreplak se prepara para lanzar su propio documental militante sobre la pandemia con financiamiento desconocido.


Julieta Calmels, subsecretaria de Salud Mental.

Puntualmente se señala a Julieta Calmels, titular y figura clave en la estructura de la subsecretaría, a quien acusan de haber "confundido autoridad con autoritarismo". 

A esta funcionaria íntima de Axel Kicillof se la acusa de autorizar despidos injustificados, amenazar al personal que osa cuestionarla castigándolo con incómodas reubicaciones. Esto se da porque la dirigente kirchnerista "contrata a amigos de La Cámpora", lo que claramente va en contra de sus funciones y daña el esquema laboral del estado. 

Este desmanejo dejó a tres jefes de departamento despedidos sin fundamentos claros. Aunque también, muchos empleados se han visto en una situación laboral insostenible, ya que no tienen acceso a insumos básicos como papel higiénico y material de escritura para realizar sus tareas diarias. 

Ante las quejas de los trabajadores, las respuestas por parte de Calmels y sus otros dos súbditos, Mariano Rey y Pilar Tuculet, solo se vuelcan a la intimación a la renuncia y/o amenazas. Por caso, a un ex empleado "lo hicieron renunciar a uno de sus trabajos diciéndole que si no lo hacía se iba a quedar sin el pan y sin la torta", según expresaron denunciantes que pidieron preservar su identidad por miedo a represalias.


Mariano Rey, director  de Salud Mental y Consumos Problemáticos.

El panorama diario en el que los trabajadores se encuentran realizando sus tareas también es desalentador. Las instalaciones de la subsecretaría sufren problemas como techos agujereados, paredes resquebrajadas, humedad, hongos y una infraestructura eléctrica precaria. Aunque se han dado numerosas alertas, no se ha accionado para solucionar estas deficiencias, lo que pone en peligro la seguridad de los empleados.

Pero el ámbito laboral y edilicio no es el único donde se encuentran irregularidades. Trabajadores que se comunicaron con REALPOLITIK, con la esperanza de prontas soluciones a su espacio de trabajo, reportaron que "hay nombramientos arbitrarios" y opacos, además de poca transparencia en la administración de recursos y proveedores, donde las licitaciones y contrataciones ni siquiera corresponden a las facturas que se emiten desde el mencionado organismo. 


Pilar Tuculet, directora de Abordaje Integral de las Violencias en Salud.

Frente a esta situación extremadamente crítica, los trabajadores están pidiendo urgentemente al ministro de Salud que intervenga y revise la gestión de Julieta Calmels y sus directores, Mariano Rey y Pilar Tuculet: "Se exigen condiciones laborales dignas y un trato justo", así como acciones inmediatas para solucionar los problemas estructurales que impactan a la subsecretaría.

Por último, uno de los trabajadores clamó: "Se debe investigar a fondo estas denuncias de forma imperativa y tomar acciones concretas para asegurar el bienestar de los trabajadores y la eficacia de los servicios brindados por la subsecretaría de Salud Mental". 

Resulta insólito y penoso que, tras la pandemia, los miles de decesos, la crisis económica y social, los problemas de salud mental en la población cada vez ganan más protagonismo y quienes podrían garantizar el bienestar de dichos ciudadanos son descuidados y maltratados. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!