Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de abril de 2024 | Nacionales

Silencien al “Conde”

“Bertie” Benegas Lynch ahora quiere impulsar la compraventa de sangre

El diputado de La Libertad Avanza, Alberto Tiburcio "Bertie" Benegas Lynch, se ha convertido en una especie de ventilador que lanza por los aires todos aquellos proyectos que Javier Milei sostuvo durante la campaña electoral, pero que ahora, según explicó el Teorema de Baglini, resultan muy inconvenientes a la hora de gestionar el estado.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En los últimos días el economista salió a defender la eliminación de la educación obligatoria, la explotación infantil, la privatización del mar o el alambrado del mismo para que no se extingan las ballenas. Sin bozal, ahora propuso avanzar con el “Plan Drácula”, que consiste en legalizar la compra y venta de sangre.

El rechazo que provocó en el gobierno por las críticas que generaron sus planteos motivó que la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, saliera a responderle en su cuenta privada de Instagram, donde posteó una imagen con el texto "hombres trabajando, niños estudiando".

La compra y venta de sangre está reglamentada en países como Estados Unidos, donde el donante puede recibir pagos de hasta 1000 dólares. El proyecto de “Bertie” se corresponde con los planteos de Milei durante la campaña, cuando propuso implementar un mercado de órganos y la venta de niños, ambos apoyados de manera entusiasta por su actual canciller, Diana Mondino, generando la mayor controversia de la campaña electoral.

Los Benegas Lynch se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno. Basta con recordar que su padre, Alberto –alias “El Prócer”, para Milei-, propuso romper las relaciones diplomáticas con el Vaticano. Claro está que sus propuestas no difieren de las que levantaba Milei cuando aún no era presidente, pero que ahora resultan “políticamente incorrectas”.

"Hay que calmar al Conde Benegas Lynch", insisten en el oficialismo. Aunque, por ahora, nadie se anima a ponerle el cascabel al gato. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!