Sábado 25.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de abril de 2024 | Judiciales

Escándalo judicial

Aplazan una vez más el juicio por el caso Mottola: El policía Fernández cada vez más cerca de la libertad

Tras el desarrollo de dos semanas de audiencias en el juicio por el "Caso Mottola", el mecánico asesinado, una vez más sugestivamente se ha aplazado el juicio. Esta vez: la excusa fue el dengue.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Este caso se ha convertido en el gran escándalo político y judicial que aqueja a la provincia de Santiago Del Estero. Todo ello emanado a la irregular situación del policía federal Juan Pablo Fernández, detenido desde hace más de cuatro años con prisión preventiva.

A Fernández lo acusan de haber sido un "sicario" contratado para cometer el asesinato del mecánico. 

Tras la declaración de la testigo clave Lucía Gabriela García supuesta autora, durante la instrucción, de la frase "lo vi, era un hombre alto, canoso y tenía tonada porteña" con la que los medios locales escribieron sistemáticamente decenas de páginas apuntando contra el policía federal Fernández.

Su defensa insistió desde siempre en que su defendido es un "perejil" puesto a dedo por un acuerdo politico judicial y para cubrir la "pista narco".

Finalmente frente al tribunal compuesto por los jueces, Raúl Santucho, Gabriela Campos Nitinger y Graciela Viaña Alvendaño la testigo Lucía García negó rotundamente haber dicho esas frases y a pesar de la presión ejercida por las fiscales Celia Mussi y Luciana Jacobo, sostuvo uno y otra vez, que jamás vio ni dijo algo acerca del imputado Fernández desvinculandolo del hecho investigado.

Ahora fue el turno de la testigo María Mónica Santucho que denunció haber sido llevada la terminal vieja donde funciona la Unidad de Homicidios ante un nutrido grupo de policías y ser amenazada por los fiscales Mariano Gomez y Carla León sobre que si no declaraba en contra de Fernández le iban a clausurar su hotel cito en calle Urquiza Sur 350.

Cabe recordar que este caso, y sobre todo por la inclusión de un "perejil" como supuesto sicario para correr de la escena la "pista narco" tuvo su punto más álgido tras la conmoción que generó la filtración de un audio en el que se escucha a la primera fiscal del caso, Aída Farrán Serlé, reconociendo que Fernández fue inculpado por que necesitaban cerrar la causa.

"Cómo llegan a tu marido me parece una locura. ¿Cuál es la justificación de que el hombre lleve cuatro años detenido?. Toda detención tiene un plazo razonable y se han cumplido”. Y sigue: "Yo sé cuál es la línea investigativa que esa causa tendría que haber seguido, no este coso. Mira si voy a contratar un sicario y ¿le voy a depositar la plata en la cuenta del sicario? Es un pobre hombre que le ha tocado esta situación porque han necesitado cerrar una causa", reconoce allí la fiscal Aída Farrán Serlé, hablando con Angela Marin la esposa de Fernández.

Con la viralización de esos audios, Farrán Serlé, el juez Darío Alarcón, y el fiscal coordinador Julio Mariano Gómez, fueron denunciados ante el Consejo de la Magistratura, donde se los acusó de “omisión de deberes, denegación de justicia e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. 

Asimismo el Ministerio Público Fiscal imputó a Farrán Serlé: el fiscal Mauricio Abramczuk ya le tomó declaración indagatoria y le pidieron a la defensa del policía que aporte la conversación completa donde la fiscal denosta el accionar corrupto de jueces, fiscales y abogados. 

Tambien declaro el testigo Gonzalo Rojas duen̈o de un local que queda a treita metros del taller del mecánico asesinado.

Tambien desvinculó al policía Fernández ya que declaró que tras escuchar los disparos vio a un hombre alto de 1.75 metros de altura de unos treita an̈os de edad y que era rengo. Características físicas totalmente opuestas a Fernández.

A la par del juicio se viralizaron nuevos audios que probarían que los armados de las causas eran comunes a la operatoria de una asociación ilícita entre abogados, fiscales y jueces de Santiago Del Estero. Los investigadores también involucran en las maniobras a la anterior defensa de Fernández, quienes ya fueron despedidos, a Malena Bustos, hija de la Jueza de Apelación, Sandra Generoso. Y apuntan a su vez contra el juez Darío Alarcón.

El momento más bizarro del juicio fue cuando el abogado de la flia Mottola, el joven Dr. Gabriel Coronel Chalfón tras presentar cuatro testigos mujeres todas amantes del mecánico, y que nada aportaban a los hechos investigados e interrumpiendo una y otra vez las exposiciones de la defensa fue cruzado duramente por el reconocido penalista de Buenos Aires, el Dr. Alfredo García Kalb que acompañado por el veedor del Colegio Público de San Isidro (Buenos Aires) el Dr. Iván Horvath sostuvo al Tribunal: "Solo presenta testigos para relleno y dilatar y no comprende que en un juicio oral solo puede interrumpir su señoria y muy ofuscado se dirigió a su colega Coronel Chalfon con un lapidario grito de "Callate gordo, estudiá", lo que causó la risa sostenida de los presentes en el recinto.

El caso a despertado el interés de los medios nacionales y de las plataformas internacionales (Paramount/Netflix) por la circunstancia que Juan Pablo Fernández, en carácter de supuesto sicario, esta detenido desde hace cuatro años con prisión preventiva, algo totalmente ilegal.

Los tribunales de Santiago Del Estero cuentan con la presencia masiva de los medios de comunicación nacionales. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!