Sábado 25.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de abril de 2024 | Nacionales

Indignación

Milei designó a un diplomático que negoció concesiones sobre las Malvinas estando borracho

En un movimiento que ha generado sorpresa y controversia, el presidente Javier Milei ha designado a Carlos Mario Foradori como representante permanente de Argentina ante los Organismos Internacionales en Ginebra, con excepción de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Carlos Foradori, abogado y egresado del Instituto del Servicio Exterior de la Nación, es conocido por su experiencia diplomática, pero también por su participación en un polémico pacto durante su anterior cargo como embajador en Ginebra.

Foradori ha ocupado diversos cargos diplomáticos a lo largo de su carrera, incluyendo su rol como negociador en el último diferendo territorial con Chile en la década de 1990, así como embajador en países como Guatemala y Zimbabue. Sin embargo, su gestión como embajador en Ginebra durante el gobierno de Mauricio Macri estuvo marcada por el controvertido pacto conocido como "Foradori - Duncan".

Este acuerdo, firmado con el ex vicecanciller del Reino Unido, Alan Duncan, provocó un fuerte revuelo al comprometer la postura argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas. El pacto fue criticado por socavar el reclamo histórico de Argentina sobre las islas, al permitir actividades económicas y comerciales en el territorio disputado. La controversia se intensificó cuando se reveló que Duncan había afirmado que Foradori estaba " borracho" durante la firma del acuerdo.

 

La decisión de Milei de designar a Foradori como representante ante los organismos internacionales en Ginebra ha levantado preocupaciones sobre la coherencia y la firmeza de la política exterior argentina, especialmente en lo que respecta a la defensa de la soberanía nacional. La designación de Foradori plantea interrogantes sobre la dirección que tomará la diplomacia argentina bajo la administración de Milei y sus implicaciones para las relaciones internacionales del país.

La designación de Foradori como embajador en Ginebra es un recordatorio de la importancia de la transparencia y la coherencia en la política exterior, así como la necesidad de garantizar que los representantes diplomáticos defiendan los intereses nacionales de manera firme y responsable.

Se espera que esta designación genere un intenso debate en el ámbito político y diplomático argentino, así como críticas y llamados a una mayor claridad y consistencia en la conducción de la política exterior del país. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!