Viernes 21.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de abril de 2024 | Nacionales

En defensa de la educación pública

Tras la marcha, los colaboracionistas y el gobierno prefieren mirar para otro lado

La marcha universitaria expresó la voluntad popular de mantener el compromiso de la sociedad argentina con la educación libre y gratuita.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Alberto Lettieri

Las encuestas anticipaban que cerca del 80 por ciento de los argentinos estaba en contra de la decisión del gobierno de desfinanciar, para luego liquidar la educación pública, y este martes unas 800 mil personas se manifestaron en el espacio público de la CABA, y otros tantos en diversas ciudades de nuestro país, componiendo el acto más multitudinario desde la vuelta de la democracia.

UxP había solicitado una reunión especial del Congreso para tratar tres temas cruciales, expresando ese mandato popular: el financiamiento universitario, las jubilaciones y el Fondo de Incentivo Docente (FONID). Sin embargo, y pese a la potencia de la expresión popular, no se consiguió el quórum indispensable para poder funcionar por sólo cuatro votos. De los 129 legisladores indispensables, sólo se presentaron al recinto 125.

Entre quienes estuvieron ausentes se cuentan el bloque radical conducido por Rodrigo De Loredo -quien debió “escaparse” de la movilización cordobesa “escrachado” por sus conductas genuflexas hacia el gobierno actual-; la mayoría del bloque de Hacemos Coalición Federal, liderado por Miguel Pichetto; los representantes de los partidos provinciales nucleados en Innovación Federal correspondientes a las provincias de Misiones, Salta y Río Negro; los radicales del espacio de Facundo Manes (Pablo Juliano, Pedro Galimberti, Marcela Coli, Fernando Carbajal, Jorge Rizzotti, Natalia Sarapura y Manuel Aguirre), la Coalición Cívica y La Libertad Avanza.

De todos estos, pichettistas y radicales estuvieron reunidos durante la marcha con funcionarios del gobierno nacional para negociar los proyectos de ley oficiales que contradicen la posición de los manifestantes; los representantes de las provincias se reunieron a la hora de la sesión con Patricia Bullrich; Manes argumentó su condena del “oportunismo” de UxP para convocar a la sesión -que fue convocada pese a la negativa férrea del presidente de la Cámara, Martín Menem-; “Lilita” Carrió critica que el gobierno quiere suprimir la constitución pero en la práctica lo sostiene.

Del lado de quienes prefirieron escucha la demanda popular estaban los legisladores de UxP, la izquierda, Evolución Radical de Martín Lousteau, y los cordobeses Natalia De la Sota y Juan Brügge (Democracia Cristiana) y la dupla socialista, integrada por Esteban Paulón y Mónica Fein, de Hacemos. Margarita Stolbizer recalculó de sus declaraciones previas y prefirió quedarse del lado del gobierno.

La marcha universitaria, entre muchas otras cosas, terminó siendo el parteaguas de la nueva grieta que va cobrando forma en la sociedad argentina.

En muchos casos no sorprende para nada la actitud de los legisladores con historial de reconfigurarse en permanentes oficialistas más allá del signo de gobierno. En otros, la contradicción entre sus declaraciones y su decisión de no asistir a la sesión, con argumentos escasamente convincentes y, en muchos casos, luego de haber participado de la movilización por la educación pública y gratuita, deja en evidencia su sinuosidad y duplicidad de criterio. Aquél “Yo me manejo bien con todo el mundo” de Serrat resonó en sus actitudes frente al desafío.

La escena se va aclarando, y claramente pueden definirse justos y pecadores. Resta saber cuál será la reacción popular que merecerá esta decisión de la Cámara de Diputados. Pero así como este martes fue un día de fiesta para la expresión popular democrática y pacífica, el miércoles sumó una nueva derrota. Corren el riesgo de que no sea ya Javier Milei sino las grandes mayorías argentinas quienes terminen dándole la espalda a unas instituciones que, al momento de decidir, demuestran constantemente su inexistente empatía con las preocupaciones y las expectativas de la sociedad. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!