Sábado 22.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de mayo de 2024 | Legislativas

La historia se repite

Escándalo en Diputados: ¿Otro Menem y otro fraude en la votación?

Este viernes estalló un escándalo en Diputados cuando saltó a la luz que la votación del capítulo de la ley Limousine referido al tabaco podría haber sido aprobado apelando a la adulteración de votos de varios legisladores.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En virtud de la gravedad de lo sucedido, Unión por la Patria abrió una auditoría interna para verificar si hubo dolo en el cómputo de votos, ya que creen que el Martín Menem “cantó” el resultado de la votación, sin tener en cuenta las abstenciones y tres votos negativos.

Las actas parlamentarias demuestran que hubo más abstenciones de las que se computaron en el recinto, que se contabilizó como afirmativa la abstención del diputado kirchnerista Aldo Leiva y que no se incluyeron tres votos negativos.

Las pantallas del recinto mostraron 82 votos a favor, 77 en contra y 69 abstenciones. Sin embargo, en el detalle de las actas parlamentarias que se publicarían más tarde se consignaba que los diputados chaqueños María Luisa Chomiak y Aldo Leiva solicitaron la abstención a viva voz, aunque el sistema los contó como positivos, por lo que la aprobación habría sido realmente de sólo ochenta legisladores. 

También en las actas se consigna que las legisladoras macristas Germana Figueroa Casas y Daiana Fernández Molero votaron en contra, como también lo hizo el libertario Beltrán Benedit, por lo que el rechazo también habría sumado ochenta diputados.

Con el resultado de la votación empatado debería haberse pronunciado el presidente de la Cámara, Martín Menem, pero en lugar de hacerlo anunció un resultado falaz. Para colmo de males, en una adenda del acta se aclara que hubo once abstenciones más que las anunciadas por el titular de la cámara baja, por lo que también en este rubro se habrían alcanzado los ochenta votos.

La noticia de que el resultado de la votación habría estado fraguado generó un verdadero escándalo hacia el cierre de la semana en la Cámara de Diputados, lo que motivó que inmediatamente la totalidad las bancadas opositoras al proyecto pusieran a sus equipos a revisar todas las actas de las votaciones en particular de la ley Limousine y el paquete fiscal, ante la sospecha cierta de que la adulteración de resultados se hubiera repetido en otros capítulos de los proyectos tratados.

La tabacalera Sarandí, empresa que se oponía al gravamen, está estudiando su proceder en caso de que las irregularidades se confirmen. Pero el desconcierto es enorme, a punto tal que el presidente de la bancada de Unión por la Patria, Germán Martínez, tuvo que emitir dos veces su voto por la abstención, pero terminó figurando como ausente.

Algunos diputados opositores consignaron que Martín Menem hizo una “gran cagada”; otros, que "cometió un gran error, que fue cantar un resultado sin tomar en cuenta los que cuenta a viva voz y tomando solo los del sistema”; y en tanto que un tercer grupo habló lisa y llanamente de un “acto de corrupción”. Para los diputados de LLA, en cambio, "es una truchada, el video que circula por Twitter se hizo recortando distintas votaciones".

Si la ley se judicializara, ya no podría continuarse con su tratamiento en el Senado hasta que se resuelva la situación.

En caso de que se compruebe la adulteración de la votación por parte de  Martín Menem, nos enfrentaríamos con el escándalo legislativo más resonante desde que en el gobierno de otro Menem, Carlos, en 1992, se privatizó Gas del Estado con un diputado trucho. Por entonces, pese al grave delito la aprobación quedó firme, y el “diputrucho” recibió una sanción menor. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Otro Menem, otro fraude?


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!