Miércoles 24.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de mayo de 2024 | Legislativas

Vieron pádel en Mar del Plata

Maxi Abad y su servil obsecuencia

Pasaron pocos días, pero con tantos acontecimientos ligados a la agenda oficial, quedó sobrevolando el interrogante sobre una reciente actividad del senador nacional y titular del comité bonaerense de la UCR, Maximiliano Abad, oficiando de guía y protocolo a la vicepresidenta Victoria Villarruel, a mediados de esta semana.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Los interrogantes y cuestionamientos de correligionarios de distintos puntos del país estuvieron a la orden del día y no era para menos: ni siquiera era un acto oficial, sino que la visita de la titular del Senado obedecía lisa y llanamente a una invitación del cuestionado Maximiliano Abad.

Además, el legislador radical ni siquiera disimuló o minimizó argumentaciones, por caso, señalando que se trataba de una invitación oficial del municipio balneario, con lo cual hubiera compartido esa carga con el lord mayor Guillermo Montenegro. Pero nada de eso fue así.

Asimismo, Abad fue rutilante en su despliegue y acompañamiento para dejar en claro su protagonismo y para señalarle a la vice que las puertas al diálogo con el mundo libertario están abiertas, al menos para el análisis de una ley Bases que cada vez está más alejada de una pronta aprobación.

El contexto de esta actividad compartida en las playas más conocidas del país no sólo no fue el más adecuado, sino que dio lugar a peligrosas segundas lecturas, en momentos en que se habla y mucho de una diáspora radical hacia una muy curiosa alianza que, junto a los libertarios, están proponiendo su “correligionario” Luis Petri y Patricia Bullrich, quien está haciendo las valijas desde el Pro.

No pierde credibilidad un posible recorrido político con los nombrados si se tiene en cuenta que Abad tiene vínculos de relación aún fortalecidos con la ministra de Seguridad. Estos lazos vienen de la época en que sellaron su acuerdo para las primarias del año pasado. Gracias a ese entendimiento hoy Abad ocupa su sillón privilegiado en el Congreso.

Las vacilaciones y dudas no emanaban sólo de sectores internos tradicionalmente opositores a Abad -storanismo, Evolución-, sino que también se deslizaron desde entornos cercanos a legisladores más identificados con el exvicegobernador Daniel Salvador y que son mayoría en las bancadas radicales.

La imagen junto a la vicepresidenta no cayó nada simpática a nivel de cercanías de Martín Lousteau, quien intenta otro camino que es el de imponer modificaciones sustanciales a la ley Bases como para marcar una alternativa. No obstante, el marplatense al pasearse con la titular de la cámara alta desplegaba un clima de excesiva cordialidad para tiempos en que las negociaciones suelen marcar una distancia.

Abad sigue jugando a varias puntas y estima que en algún momento verá para dónde define su periplo. Esto es si se instala en territorio bonaerense como un apéndice incondicional de los gobernadores del centenario partido o si ensaya una sociedad de hecho con Petri y Bullrich, aunque ya atravesando la alambrada radical. Cualquier parada parece sentarle bien, mientras el "arreglo" sea el adecuado.

Mientras tanto, persiste una estela de sospechas en el marco de la causa “Chocolate” y las extracciones ilegales de fondos de la Cámara de Diputados que, si bien complica al kircherismo, también lo tiene en la mira a partir de declaraciones de hace unos meses de Sergio Massa y la aparición de “correligionarios” sospechados en esas actividades ilícitas que se siguen investigando. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!