Domingo 21.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de junio de 2024 | Judiciales

No le dan los números

La Corte, otro tiro por la culata

Guillermo Francos tenía razón: en cuestiones políticas, Javier Milei “no la ve”. Un nuevo ejemplo es el intento del gobierno de conformar una mayoría automática en la Corte Suprema, al proponer la designación del cuestionado Ariel Lijo y de Manuel García-Mansilla para el máximo tribunal.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El plan de Javier Milei consistía en sumarlos al supremo Ricardo Lorenzetti, para dejar en minoría a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, los dos jueces nombrados por Mauricio Macri por un DNU inconstitucional y luego legitimados en su momento por el Senado, y que hoy tienen el control de la Corte.

De los dos postulantes, el más cuestionado ha sido Ariel Lijo, con un viscoso pasado que motivó objeciones y rechazos de todo tipo, pero también apoyos que atraviesan a los distintos espacios políticos. Lijo es un juez político, y en su trayectoria ha cosechado amores y odios de todo tipo.

Pero la política y el gobierno nunca terminan de sintonizar. Cuando el gobierno parecía poder celebrar que alcanzaba los votos en el Senado para aprobar a Lijo, ya que García-Mansilla nunca había sido cuestionado, le crecieron los enanos del circo. La ingrata sorpresa se la proporcionó este último: la gestión Milei había actuado a los tumbos, entendiendo que, si proponía a un candidato inobjetable, favorecería la aprobación del pliego de Lijo, sin reparar en que García-Mansilla es amigo personal de Rosenkratz, quien fue, además, su director de tesis en la Facultad de Derecho de la Universidad actual.

El bombazo que acaba de recibir el gobierno en la cara fue la confirmación de que García-Mansilla cerró con Rosenkrantz y Rosatti, lo que permite que el equilibrio de fuerzas dentro de la Corte no se modifique. De este modo, los aliados de Milei, Lorenzetti y Lijo, quedarán en minoría.

Así las cosas, el esfuerzo de las autoridades para conseguir la aprobación de los candidatos presentados se le volvió inesperadamente en contra. No sólo “no la ven” en relación con la política, sino que ignoran aún más la interna judicial. Otra improvisación más, y van. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!