Miércoles 12.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de junio de 2024 | Nacionales

Trama familiar

Norberto Milei: Radiografía del hombre que ganó 33 millones de dólares con Néstor Kirchner

El padre del actual presidente logró grandes acuerdos con el por entonces secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, quien luego fue procesado y encarcelado. Al menos 20 de esos millones no fueron nunca declarados. Offshores, jugosos contratos y numerosas empresas.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Al menos dos libros se han escrito describiendo la difícil relación que Javier Milei mantuvo, desde pequeño, con su padre, Norberto Horacio. Al igual que tantos otros dirigentes políticos, el actual presidente buscó crear una historia épica a su alrededor, pero los hechos y los archivos parecieran desmentir sus aseveraciones.

A pesar de haber paseado por diferentes programas televisivos asegurando que su padre era un colectivero, la verdadera historia del progenitor de Javier Milei es algo más compleja.

Norberto Horacio Milei comenzó sus primeras armas, efectivamente, como chofer de colectivos. Sin embargo, en pocos años logró comprar su primer vehículo y, a partir de allí, creó un verdadero imperio que, paradójicamente, se alimentó vorazmente de la ayuda del estado.

Hoy empresario multimillonario retirado, Norberto supo ser presidente y accionista de dos empresas de transporte llamadas Viedma SA y Empresa de Transportes Teniente General Roca. A lo largo de su carrera como empresario, supo librar batallas con el fisco tras mantener una conducta algo irregular en el pago de sus compromisos.

Ya en 1993, Norberto Horacio fundó Campo La Ponderosa SA, con lo que se transformó en un exitoso empresario ganadero, dedicado a la actividad de feed lot. Fue justamente en este rubro que dio su segundo salto al crear Buena Yunta SA, con sede en la localidad de Azul.

Cuando Néstor Kirchner llegó al poder en el año 2003, Norberto supo que había llegado su momento de brillar. Por entonces, tenía dos compañías de colectivo que operaban en la provincia de Buenos Aires. Algunos meses después conoció al siniestro Ricardo Jaime, por entonces secretario de Transporte de la Nación, y el negocio despegó.

Una investigación periodística demostró que las empresas de Norberto Milei figuran en numerosas planillas de la secretaría de Transporte de Jaime, quien luego sería procesado y encarcelado por diversos hechos de corrupción tras la llegada de Mauricio Macri al poder.

De acuerdo a los resultados de la investigación coordinada por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), el padre del actual presidente no habría tenido los mismos pruritos que su hijo respecto al estado y habría cosechado, en contratos estatales, algo más de 33 millones de dólares durante el gobierno de Néstor Kirchner, especialmente entre los años 2005 y 2007.

Resulta llamativo que, a pesar de haber quedado asentado esos ingresos en los archivos oficiales, en la Inspección General de Justicia sólo figuran declarados unos 10 millones. Nada se sabe del destino de los otros 20 millones ganados durante la década K.

Un reporte publicado por REALPOLITIK algo más de un año atrás podría brindar una posible respuesta. De acuerdo al mismo, la familia Milei posee una offshore en Florida, llamada Alkary Investments LLC. La misma fue fundada en el año 2015 y tanto Norberto como su hija Karina, hoy mano derecha indiscutible del presidente, figuran en la empresa.

Alkary Investments posee varias propiedades en los Estados Unidos, especialmente en la ciudad de Miami. Casi una marca registrada de la familia, fueron demandados por el Italbank International Inc y por Invictus Residential Pooler LP, que buscan ejecutar la hipoteca que pesa sobre la propiedad tras registrarse problemas con los pagos acordados.

Hoy, Norberto Milei se encuentra retirado y, quienes lo conocen, aseguran que se reúne con unos pocos conocidos a tomar café y hablar sobre su hijo, el presidente Javier Milei, a quien siempre consideró un vago que tuvo que mantener. Al contrario de Javier, que asistió a las mejores universidades argentinas gracias al dinero de su padre y hoy despotrica contra todo lo público, a Norberto le quedó claro que, a veces, el estado puede ser un aliado estratégico. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!