Viernes 01.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de febrero de 2023 | Municipales

25 de Mayo

Un escándalo de corrupción pone en la mira al intendente Ralinqueo y a falso representante gremial

La vida de los jefes sindicales se caracteriza por estar muy por encima de la de sus representados, casi sin excepción. Viviendo en lujosas propiedades, disfrutando de ostentosas vacaciones y utilizando flotas de autos de alta gama. Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Jorge Lafuente, el autodenominado secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de 25 de Mayo, una tranquila ciudad de la provincia de Buenos Aires, no parece ser la excepción. Tal y como lo expuso oportunamente este medio, su nombre y su familia están vinculados a una enorme cantidad de propiedades, automóviles y contratos en el sindicato.

En la ciudad que conduce el intendente kirchnerista, Hernán Ralinqueo, esto parece absolutamente normal. No solo porque se trata de un sindicalista millonario a expensas de los aportes de sus afiliados, sino porque además es director de Catastro de la municipalidad. Es decir, quien debe defender a los empleados comunales, se convirtió a su vez en defensor de los intereses del poder.

Pero como si esto no fuera suficiente, en los últimos días, gracias a una causa llevada adelante por el concejal de Juntos, Ramiro Eguen, y el material fruto de la investigación de REALPOLITIK, quedó en evidencia que el sindicato por el que se le descuentan a sus afiliados el 1,5 por ciento por la representación gremial y/o el 5 por ciento por la mutual, en los papeles no existe.

Tanto Lafuente como Ralinqueo aparecen como cómplices en una estafa millonaria, dado que los descuentos los realiza el municipio sobre los magros salarios municipales en nombre del sindicato, pero la mutual fue dada de baja en 2013 y el gremio carece de personería jurídica.

Dichas retenciones comenzaron a realizarse en 1983, es decir, hace cuarenta años. Aunque recién en 1990 fueron autorizados a realizarlos por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), quitándoseles esta potestad en 2013.

Aún sin respaldo legal, los descuentos continuaron realizándoseles a todos los empleados municipales, no solo a quienes estaban afiliados. Sin embargo, dicho archivo no pudo ser encontrado dado que se hallaban en un sótano del municipio que curiosamente se inundó.

Una resolución judicial, del juez federal Elpidio Portocarrero, instó al intendente Ralinqueo a dejar de realizar los descuentos sindicales por no poseer personería gremial ni reconocimiento del ministerio de Trabajo. Esto ha generado un gran revuelo entro los municipales que han sido estafados y víctimas de maniobras de corrupción que salpican a su líder sindical y a las autoridades locales. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!