Domingo 19.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de marzo de 2023 | Municipales

Clientelismo en Chascomús

El intendente Gastón hace campaña en las escuelas con dinero de la ANSES

Volcado de lleno en su carrera re-reeleccionista (sería el primer intendente en la historia de las tierras de Raúl Alfonsín en acceder a un tercer mandato consecutivo y permanecer doce años en el poder), cualquier ardid parece bueno para conseguir ese objetivo. Aunque eso implique incurrir en conductas reprochables que violentan la ética pública.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Si bien el uso de fondos públicos con fines proselitistas resulta moneda corriente en la política local, para alguien que proviene de la docencia, que inició sus pasos desde un partido vecinalista, renegando de los vicios y de las metodologías “tradicionales” partidistas, que supo hacer campaña a intendente recorriendo los barrios de Chascomús en bicicleta, y que hasta incluso se atrevió a vestirse de diablo jujeño para bailar en las comparsas del carnaval local, resulta chocante, casi impúdico.

Pero del mismo modo, ya no debería sorprender al vecino de Chascomús la conducta del jefe comunal Javier “Chapa” Gastón tras sus indisimulables muestras de ADN camporista-kirchnerista, sintomatología expresada en la rúbrica de un comunicado declamando la inocencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por la obra pública (finalmente condenada), la adhesión a la carta de impulso al juicio político a la Suprema Corte de Justicia, la promoción de la ciudad de la laguna como destino turístico cannábico, y la reciente inauguración de una unidad básica chavista en uno de los barrios populares de su distrito.

Ahora, en este fascinante proceso de redescubrimiento e introspección kirchnerista, Gastón avanzó un casillero más. Y desde hace unas semanas recorre las escuelas secundarias del distrito en una camioneta de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), acompañado por el jefe de la UDAI local, Santiago Muscarello, para “promocionar” entre los adolescentes de 16 y 17 años el otorgamiento de becas mensuales de 9 mil pesos para ayudarlos a finalizar sus estudios. Algo parecido a lo que viene haciendo hace ya unos meses, entregando pensiones y jubilaciones en mano, como si fuera el mismísimo Luis XIV.

Cualquier posible atisbo de resistencia por parte de los directivos de los establecimientos educativos, o incluso de los padres y madres de los alumnos, es doblegado a través de órdenes emanadas por la mismísima inspectora jefa distrital de Educación, Julia Ugarte. El ingreso a las escuelas de Gastón y Muscarello está garantizado por las autoridades del sistema educativo de la provincia de Buenos Aires. Municipio, provincia y nación, articulando estrategias clientelares para movilizar a noveles votantes.


Concejal Claudio Ortega, secretaria de Desarrollo Social Fernanda Sallenave, intendendente Javier Gastón, inspectora jefa Julia Ugarte y jefe ANSES Santiago Muscarello, en reunión por las becas Progresar y el calendario de visitas a escuelas.

En paralelo, el intendente de Chascomús movió el tablero en su gabinete y decidió remover de su cargo a la actual subsecretaria de Niñez y Adolescencia, María Laura Bigatti, necesitado de colocar en este lugar estratégico a peones dispuestos a todo con tal de ganar en octubre, y disconforme por la falta de cintura y visión política de la prontamente ex funcionaria. Sucede que tras el escándalo por el presunto desvío de becas del programa Potenciar Inclusión Joven, debidamente investigado por este medio, Bigatti comenzó a mostrarse sumamente reacia a seguir avalando con su firma el otorgamiento de este y otros beneficios similares. Ya tendría reemplazo: la directora general de programas e histórica puntera del “Chapa”, Analía Gómez, de aceitados vínculos con las agrupaciones sociales barriales y que casualmente tiene también bajo su órbita el programa Envión (al que concurren cientos de adolescentes). ¿Su salario? Unos 385 mil pesos, según el último aumento.

Pero si bien no es casual sino causal la elección de esta franja etárea para incurrir en este tipo de dádivas y otros incentivos perversos, es innegable que ya desde sus tiempos como seminarista, y luego como profesor, Javier Gastón siempre ha profesado una especial e indisimulable vocación, cercanía y afinidad para con los niños, niñas y adolescentes. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!